Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de octubre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina defendió la compra de dólares de Néstor Kirchner
Dijo que el mayor problema del ex presidente es "vivir en blanco" y desafió a los empresarios de multimedios a "testear sus declaraciones juradas con el nivel de vida que llevan"
4 de febrero de 2010
La irritabilidad presidencial, sumada a los argumentos poco confiables de la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, son por estos días moneda corriente. En una conferencia de prensa que dejó mucho que desear, la mandataria vistimizó a su marido, Néstor Kirchner, por haber comprado 2 millones de dólares y afirmó que su mayor problema es "vivir en blanco".

Cristina Kirchner aseguró que la compra de dólares no fue una operación "especulativa" sino "para adquirir un bien", por el hotel Alto Calafate.

Sin hacerse eco de las denuncias opositoras de que Kirchner habría contado con "información privilegiada" para obtener un beneficio cambiario, ni responder al planteo ético que eso implica, Cristina puso a su esposo como víctima: "El drama de Kirchner quizá sea vivir en blanco en una Argentina demasiado acostumbrada a vivir en negro, a vivir en la trampa. Es un problema vivir en blanco en la Argentina".

A eso sumó un nuevo ataque contra el diario Clarín, al asegurar que la manera en que informó el caso fue "una operación del monopolio" debido a "intereses que no han satisfecho". "Lo que se intentó hacer desde el diario Clarín fue plantearlo cómo una cuestión de ética o de especulación porque se pensaba que era (una compra) para atesorar", justificó.

Por este tema, la Coalición Cívica presentó ayer una denuncia penal para que se investigue si hubo enriquecimiento ilícito del matrimonio gobernante (ver pág. 9), que incrementó su patrimonio de casi 6 a 46 millones de pesos desde que llegó al poder en 2003. Y casi todo el arco opositor cuestionó la "inmoralidad" de que Kirchner realice negocios privados, y una operación cambiaria de tal envergadura, siendo el consorte presidencial. Asunto que involucra a Cristina por tratarse de bienes gananciales y del uso de información privilegiada, según señalaron, entre otros, Elisa Carrió y Pino Solanas. Kirchner había justificado el martes la compra de dólares. En la conferencia de prensa que brindó ayer, Clarín le requirió a la Presidenta su opinión en vista del cuestionamiento ético hecho por la oposición.

"Un juicio de valor, lo creía más original", ironizó ante la pregunta. En su carga contra Clarín, Cristina sostuvo que en la crisis de 2001 "las empresas del Grupo giraron afuera del país millones de dólares, eso en forma legal", aclaró. Pero añadió que "también los accionistas propietarios" tienen "una causa en un juzgado por lavado de dinero, por evasión de divisas" por "casi 300 millones", dijo para minimizar los 2 millones que compró Kirchner. Y aseguró que "nunca he visto una sola línea" escrita sobre esa denuncia "que hizo un ex ejecutivo de JP Morgan". Se trata de Hernán Arbizu, quien fuera echado de ese banco.

"Todo lo que se dice de Kirchner está en su declaración, en la Oficina Anticorrupción y en los impuestos que paga en la AFIP", abundó Cristina. Y como no hay mejor defensa que un buen ataque, aseguró que "si se testearan las declaraciones juradas de numerosos dirigentes políticos, y no políticos, mediáticos, periodistas", no podrían ser "consistentes en cuanto al nivel de vida y lo que declaran en la AFIP".