Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Boca lo tenía y Estudiantes se lo empató sobre el final
El conjunto "xeneize" ganaba 1-0 con un gol de Martín Palermo, pero apareció el pibe Leandro González y el "Pincha" se lo empató en el tiempo de descuento. Desilusión
26 de febrero de 2010
Con un gol en tiempo de descuento, Estudiantes de La Plata le amargó la noche a Boca y el partido disputado en la Bombonera terminó 1 a 1, en el marco de la sexta fecha del torneo Clausura.

Martín Palermo, de penal, abrió la cuenta para el local a los 25 minutos del primer tiempo y Leandro González, a los 46 del complemento, empató para el "Pincha".

El elenco de la Ribera jugó mejor en el primer tiempo y justificó la victoria -pese al polémico penal cobrado por el árbitro Juan Pablo Pompei-, pero en el complemento bajó los brazos, salió a defenderse y lo terminó pagando muy caro. Por su parte, Estudiantes no pudo acomodarse en la primera parte, pero en la segunda mitad aprovechó la apatía de Boca, dominó las acciones y terminó llegando al empate con un golazo de González.


La primera situación fue para el local, a los 3 minutos, con un preciso tiro libre de Riquelme que tenía destino de ángulo y fue desviado al córner por una esforzada volada de Agustín Orión.

Tres minutos más tarde, Leandro González entró con pelota dominada al área boquense, pero fue atorado por Javier García, que logró arrebatarle el balón con la pierna izquierda.

Boca dominaba las acciones y era superior, pero tenía dificultades para plasmar su dominio frente a la valla defendida por Orión.

Cuando el local seguía intentando, Palermo ensayó un centro desde la izquierda, Desábato se tapó la cara instintivamente para evitar el pelotazo y el árbitro cobró penal en una decisión polémica que desató los airados reclamos de los futbolistas platenses. De nada valieron las protestas y el propio Palermo, que tuvo que ejecutar dos veces por invasión, abrió el marcador con un violento zurdazo al medio del arco.

Con el marcador a su favor, Boca siguió dominando y el propio Palermo estuvo cerca del segundo, después de sacar un remate apenas desviado, tras ser habilitado por Jesús Méndez en la puerta del área.


El segundo tiempo fue la contracara de la etapa inicial, Boca salió a jugar confiado, cerca de García, cedió la pelota y el terreno y Estudiantes tomó la manija del partido. Sin embargo, y pese a tener el balón, el "Pincha" no profundizaba y todas sus llegadas se limitan a centros aéreos, con córners y tiros libres.

En uno de los tantos tiros de esquina, Leandro Benítez intentó el "gol olímpico", pero "Javi" García le metió un manotazo a la pelota y evitó el gol.

Pese a que el "León" buscaba con un recurso que a Boca le dio muchos dolores de cabeza en los últimos tiempos -la pelota parada-, esta vez el "xeneize" se mostró firme en el juego aéreo.

Estudiantes tuvo una clara a los 20 minutos, luego de un error de Méndez, aprovechado por González, que sacó un derechazo bajo, desviado al córner por García.

Abel Alves hizo cambios ofensivos como para sacar el equipo del fondo, pero no resultaron efectivos y el equipo siguió sin recuperar la pelota.

Cuando el partido se moría y parecía que Boca lograba salir indemne de un segundo tiempo muy malo, González sacó un derechazo que se clavó en el ángulo, ante la mirada impotente de García y la incredulidad general de toda la Bombonera.