Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El nuevo zar de los medios K
Sergio Szpolski, dueño de BAE, revista XXIII, radio América y El Argentino, entre otros medios, concentró casi el 20% de la pauta oficial durante el 2009, con $ 43 millones
7 de mayo de 2010
Sergio Szpolski se está convirtiendo, a nivel nacional, en lo que es Rudy Ulloa Igor en Santa Cruz, el empresario mediático preferido del kirchnerismo para otorgar la pauta oficial.

Según los datos que difundió la Jefatura de Gabinete esta semana -luego de los reclamos judiciales de ADC y Poder Ciudadano- los medios de Sergio Szpolski concentraron el 19,3% de toda la pauta que el Estado distribuyó entre los medios gráficos de 2009, con $ 42,6 millones.

Según la diputada Silvana Giudici (UCR), presidente de la Comisión de Libertad de Expresión, esos indicadores "muestran cómo se aplica la arbitrariedad del Gobierno. Los medios independientes son castigados. Perfil y Crítica son los más emblemáticos, que casi no reciben pauta. Mientras los adictos al Gobierno reciben cada día más publicidad oficial y la cobran sin ningún tipo de problemas".

En un sentido similar se expresó el diputado socialista Roy Cortina, presidente de la Comisión de Cultura, para quien "estos parámetros discriminatorios se ven reflejados en la utilización del otorgamiento y el retiro de pauta oficial como mecanismo de presión política, como un sistema de premios y castigos a los medios que, por su línea editorial, son considerados afines o críticos al oficialismo". Por este motivo, junto a otros dos diputados socialistas, presentó hace dos semanas el último proyecto para regular la publicidad oficial, a fin de "contribuir a la defensa de la libertad de expresión y a la eliminación de prácticas arbitrarias y poco transparentes en el Estado".

El Gobierno nada dijo respecto a las grandes diferencias que hay entre Página 12, BAE, El Cronista, Perfil y Crítica, que está al borde de la desaparición.