Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de julio de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La vida social en Japón a un paso de una tecla de celular
En Japón ya la mayoría de los usuarios de celular tiene toda su vida activa en su teléfono. Redes Sociales, Internet, juegos, música. Es lo que se viene en el mundo
11 de mayo de 2010
En silencio, tecleando con el pulgar desde cualquier rincón del país, millones de japoneses disfrutan de una intensa vida social gracias a sus teléfonos móviles, puerta de entrada a un variopinto mundo de comunidades online.

En Japón, un país con 127 millones de habitantes y 112 millones de celulares -casi el 90 por ciento con acceso a Internet-, son muchos más los que navegan por la Web con el teléfono que los que usan una computadora, lo que explica el éxito de las aplicaciones para los celulares.

Entre ellas destacan las redes sociales para móviles, al estilo de las popularísimas Facebook o MySpace, aunque con funciones específicas para las pantallas de los celulares nipones.

El número uno en Japón en este ámbito es Mixi , un portal que nació hace seis años y que hoy cuenta con unos 25 millones de usuarios, casi el 20 por ciento de la población nipona.

Mixi se gestó desde el terreno de las computadoras en 2004, pero pronto creció hasta conquistar los móviles japoneses, desde los que ahora recibe unas 11 millones de visitas diarias frente a los 4 millones que provienen de las PCs.

A través de los móviles, y respetando la etiqueta de silencio y educación que impera en los lugares públicos de Japón, los usuarios del servicio para móviles de Mixi aprovechan las pausas en su rutina diaria para intercambiar de forma discreta fotos, consejos, comentarios, vídeos o noticias.

Pero lo que se ha revelado como una auténtica mina de oro en Japón han sido los llamados juegos sociales para móviles, aplicaciones que mezclan socialización y entretenimiento. La oferta va desde sencillos concursos de golf o pesca hasta la construcción de ciudades virtuales con ayuda de otros usuarios.