Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Destino Sudáfrica: el mundial ya vibra en la tierra de Mandela
Sólo faltan 30 días para que la pelota comience a rodar en Sudáfrica. Este país ya vive la cita más importante deportiva del planeta. Será el primer mundial en ese continente
11 de mayo de 2010
La pasión se desborda. Los conductores cubren sus retrovisores con los colores de la bandera nacional, las cajeras de los supermercados visten zamarras de los equipos mundialistas, políticos y ciudadanos de a pie se enfundan cada viernes la camiseta de los 'Bafana Bafana' y en alguna iglesia los feligreses utilizan vuvuzelas (especie de trompeta) para decir amén.

Las zapaterías venden calzado estampado con los colores de los equipos mundialistas, bares y restaurantes se adornan con las 32 banderas de los países clasificados, proliferan las apuestas y los pronósticos en Internet y los aficionados se saludan unos a otros preguntándose si ya tienen entradas para el Mundial.

A un mes exacto del partido inaugural ya se vive a pleno el Mundial de la tierra sudafricana.

El partido inaugural será el 11 de junio en Johanesburgo entre Sudáfrica y México por el Grupo A, y posteriormente, en Ciudad de Cabo se medirán Uruguay y Francia por la misma llave.

Queda un mes, uno sólo, para que el balón eche a rodar, y entre tanto, miles y miles de sudafricanos hacen cola para fotografiarse junto al trofeo del Mundial, que ya recorre el país después de haber visitado los cinco continentes y que llegará a Johannesburgo el 6 de junio, donde esperará el abrazo del campeón.

Ganada para la causa a la población local, que se ha volcado en las últimas semanas en las ventanillas de venta de entradas, de las que sólo quedan el diez por ciento, según datos de la FIFA, la organización no tienen razones de peso para creer que Sudáfrica no organizará un gran campeonato.

“Este Mundial será un éxito”, afirmó rotundo hace quince días el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien añadió que Sudáfrica estaba preparada para celebrar el Mundial “mañana mismo".

Sudáfrica se lo ha tomado en serio, no sólo por lo que significa organizar el espectáculo deportivo más esperado del mundo, sino porque lo entiende como una oportunidad de presentarse ante el mundo como un país avanzado, moderno y responsable.