Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murió la mamá de la joven desaparecida Fernanda Aguirre
María Inés Cabrol falleció por una enfermedad terminal. Hacía seis años que buscaba a su hija, presuntamente capturada por una red de trata de personas
12 de mayo de 2010
Hacía seis años que la buscaba. Pero la muerte no le dio más tregua y falleció, injustamente, sin saber el paradero de su hija.

María Inés Cabrol, madre de la adolescente desaparecida Fernanda Aguirre, murió ayer, luego de haber pasado años buscando a su hija, presuntamente capturada por una red de trata de personas.

Tenía 45 años, una templanza y una fe poco habitual y la vida se le fue víctima de una enfermedad terminal.

Fernanda tenía 13 años cuando desapareció, la tarde del 25 de julio de 2004, mientras recorría a pie el camino que separa el cementerio de San Benito hacia su casa.

Días después, los padres de la joven recibieron llamadas extorsivas que reclamaban dinero para devolver con vida a la menor de edad. Dejaron bajo un puente, como se les reclamó, un bolsón con $ 2.000. Sin embargo, la menor nunca apareció.

En el marco de esta causa, la Policía arrestó a Miguel Angel Lencina, un hombre que cumplía una condena por homicidio y gozaba de beneficios extramuros. El hombre, finalmente, se suicidó en una comisaría y nunca reveló qué había sucedido con la joven.

Mirta Chávez, su pareja, también fue detenida por este hecho. Ella sí fue condenada en 2007 a 17 años de prisión. Sin embargo, tampoco les dijo nada a los padres de Fernanda.

María Inés Cabrol recorrió diversas ciudades de Argentina y viajó a Paraguay y Brasil para tratar de encontrar a su hija.

Al día de hoy, los investigadores no pueden determinar si la jovencita fue asesinada o raptada.

El caso generó casi tanta repercusión como el de Marita Verón, la tucumana secuestrada el 3 de abril de 2002, en Tucumán. Esta causa aún no tiene fecha de juicio.