Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Benedicto: no terminó "el ciclo de terror" de profecía de Fátima
Lo afirmó el Papa al hablar de los mensajes que recibieron los pastores en 1917. Denunció que "la humanidad fracasó en interrumpir un ciclo de muerte y terror"
13 de mayo de 2010
El Papa dijo que las profecías de Fátima no han terminado, al denunciar que "la humanidad ha logrado desencadenar un ciclo de muerte y terror, pero ha fracasado en interrumpirlo".

En una misa solemne en coincidencia con la fiesta de Fátima y el décimo aniversario de la beatificación de los pastorcitos Jacinta y Francisco, que en 1917 tuvieron las primeras apariciones de la Virgen, Benedicto XVI explicó el sentido de sus visiones proféticas.

Estas no sólo tenían que ver con las guerras mundiales, las persecuciones del comunismo y el atentado a Juan Pablo II, sino también con "los sufrimientos" actuales de la Iglesia por el escándalo de pedofilia, tal como dijo el martes al arribar a este país, y con el "ciclo de muerte y terror" que sigue existiendo en el mundo.

"Sería equivocado pensar que la misión profética de Fátima ha terminado. La humanidad ha logrado desencadenar un ciclo de muerte y terror, pero ha fracasado en interrumpirlo", sentenció el Papa en su homilía, informó el diario La Nación.

"Mientras la familia humana está preparada para sacrificar sus relaciones más santas sobre el altar de mezquinos egoísmos de naciones, raza, ideología, grupo e individuo, nuestra Madre Santa vino del cielo para ofrecer implantar en los corazones de todos quienes confían en ella el amor de Dios que arde en el suyo", destacó el Pontífice, llamando a confiar en la Virgen y a mirar el futuro con optimismo.

La misa del Papa, multitudinaria, estuvo marcada por un clima de gran recogimiento espiritual y devoción. El silencio de los fieles, venidos de diversas partes del mundo -especialmente de España, Francia e Italia-, y que pasaron la noche durmiendo en carpas o en bolsas de dormir, a la intemperie, era impactante.

Benedicto XVI concluirá mañana su viaje a Portugal con una misa en Oporto, segunda ciudad más importante de este país.