Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Asociación deja a bonistas italianos en libertad de acción
La Task Force Argentina, que representa a 180 mil inversores italianos con 4.400 millones de dólares en bonos argentinos defaulteados, tomó esa decisión
13 de mayo de 2010
Buena señal para la Argentina.

La Task Force Argentina (TFA), que representa a 180 mil inversores italianos con 4.400 millones de dólares en bonos argentinos defaulteados, liberó hoy a los
bonistas la decisión de ingresar al canje, pero criticó con dureza la oferta y la economía local.

La asociación aprovechó la oportunidad del pronunciamiento para apuntar contra la elevada inflación de la Argentina, las altas tasas de interés, el control de salarios y precios y los cambios en la política fiscal.

En un informe con ambiguedades, la asociación dice a los pequeños inversores que deben decidir por sí mismos, pero les advierte que la oferta realizada por el Gobierno de Cristina Kirchner es "peor" que la reestructuración de 2005.

Así, mientras los pequeños bonistas que buscan recuperar el valor total de sus bonos analizan qué hacer, mañana vence el plazo para la adhesión de los grandes tenedores de papeles argentinos en cesación de pagos.

El ministro de Economía, Amado Boudou, había extendido el plazo del primer tramo por dos días, debido a "el fuerte ingreso de órdenes para participar de la transacción", lo cual generó entusiasmo en el seno oficial.

El nivel de adhesión de esta primera etapa del canje, denominada aceptación temprana con incentivos financieros, será revelada por el Gobierno el viernes 21 y no el lunes 17, como se había establecido en un primer momento.

Lo cierto es que el pronunciamiento de la TFA, que era esperado con ansiedad por parte de la Casa Rosada, no cambió el desempeño del canje y ahora se deberá aguardar para ver cuál será la reacción de los bonistas.

Para la asociación italiana, la oferta es peor a la de 2005 y comunicó a los pequeños bonistas que dependiendo del nivel final de aceptación, la quita promedio para ellos podría ser de cerca del 39 por ciento.

En ese sentido, ejemplificó que un inversor dueño de 10.000 euros de deuda argentina defaulteada ganaría un promedio de 684,25 euros menos con la actual oferta que con el acuerdo del 2005.

En un extenso informe, la TFA dijo que la oferta es "unilateral" y cuestiona que no haya una previa consulta ni negociación con los bonistas, posibilidad que había sido
descartada desde el principio por el Gobierno argentino.

Si bien el pronunciamiento es crítico, es más amigable para el país que el de 2005: en ese la asociación había pedido a los inversores que no se adhieran a una oferta "unilateral, inadmisible e inaceptable".

Sorpresivamente, el despacho de los representantes de los bonistas italianos no se abocó sólo a la oferta del canje, sino que también criticó con dureza la política económica impulsada por la administración kirchnerista.

En esa línea, la asociación cuestionó "la intromisión cambiaria del Banco Central, las altas tasas de interés, la elevada inflación, el control de salario y precios, los cambios en la política fiscal y las tensiones tanto políticas como sociales.

La oferta de canje, con la que la Argentina espera terminar con el default de unos 18.300 millones de dólares, fue abierto el 3 de mayo y da plazo a los pequeños inversores hasta el 7 de junio para adherir a ella.

La respuesta de éste grupo era muy importante, dado el alto porcentaje que concentran los obligacionistas que la conforman, con uno de cada cinco bonos que permanecen en cesación de pagos.