Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Aníbal Fernández ahora se pelea con una "rubia rebelde”
El jefe de Gabinete quiere ser el “rey de la TV mediática”. Peleas con Nicole, Granata y La “Nelly”. Ahora también con la modelo Jazmín de Grazia. Debilidad por las rubias
16 de mayo de 2010
Por Roberto Aguirre Blanco

El hombre insiste. Sueña con ser invitado a la mesa de Mirtha Legrand para debatir cara a cara con la diva de los almuerzos y así contentar a su jefe, pero no lo logró y ahora menos, desde que la “señora” recibió la visita de agentes de la AFIP.

Sin sueño por cumplir, la necesidad de ser protagonista, el que jura no ser “exegeta de nadie, tiene ahora la debilidad de pelearse con mujeres mediáticas con el solo fin de defender la causa K hasta extremos casi bizarros.

Después de polemizar con la modelo Nicole Neumann sobre un hecho de supuesta inseguridad en su “patria chica” Quilmes, de trenzarse y perder en la pulseada de verborragia con la “lengua venenosa” de Amalia Granata, y demostrar que es un “fanático” de las tiras cómicas de los diarios y que no tiene “humor”, luego de todo eso, encontró una nueva “rival”.

Con su alma de roquero, pensó que la panelista de “Duro de Domar”…justo “Duro de Domar”, ¿no era que ahí todos eran de los nuestros?, se dice que preguntó por lo bajo a sus asesores, en ese programa encaró a una supuesta “Rubia Tarada”.

Parece que esa actitud viene siendo la debilidad de Aníbal Fernández –sus últimos cruces fueron justamente con blondas damas, y en este caso, una vez más se encontró con excepciones a la regla.

Jazmín de Gracia, modelo salida de un reality hace nueve años y cansada ya de las pasarelas de las cuales se bajó en su mejor momento, es integrante del “oficialista” programa “Duro de Domar” de Canal 9 que produce Daniel Gvirtz, el autor intelectual de “6,7,8”.

Sin embargo, como un tiro por la culata, la nueva integrante salió bastante crítica a varias acciones del gobierno, y si bien, también define como “rejuntado” a la oposición, con un criterio que desde aquí se aplaude, busca la mirada crítica a las acciones de gestión y en varios casos aplaude los aciertos.

Hace pocos días tuvo un duro cruce con el ministro de Economía, Amado Boudou, quien ponía cara de “no entender nada” ya que concurrió al ciclo de Gvirtz sin red a sabiendas que sería “tratado amablemente”.

Allí, De Gracia le cuestionó los índices del INDEC, los aumentos de precios y la inflación, lo hizo desde un lenguaje preparado por momentos y por otros desde el lugar simple de la “voz de la calle”, un sonido que habitualmente molesta a los funcionarios y hasta parecen condenar por no reconocerlo como válido.

Cabe destacar que De Grazia tras abandonar su carrera de modelo entró a la facultad a estudiar periodismo y se muestra como una “rubia” preparada, mordaz y sin “pelos en la lengua” a la hora de preguntar.

Aníbal, que debe tener poco trabajo porque se la pasa mirando mucha televisión últimamente, montó en cólera en su despacho, ante ciertos dichos de la ex modelo y salió a retrucarla.

El funcionario ya se comprometió a ir al programa y piensa polemizar –el juego que más le gusta—con la “nueva enemiga”, pero ya sabe que no será una rival fácil: la chica tiene su propia batería de observaciones para hacerlo trastabillar.

Hace poco le preguntaron a la joven que opinaba de Fernández y ella respondió: “Se preocupa demasiado por Nicole Neumann”.

La verdad, es que esto a Aníbal no le hizo mucha “grazia”.