Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
ARGENTINOS CAMPEON
Con goles de Mercier y Sebastián Coria el conjunto de La Paternal venció a Huracán por 2-1 en Parque Patricios. Calderón se retiró ovacionado. Borghi héroe
16 de mayo de 2010
De la redacción de Asteriscos.tv

Argentinos Juniors esperó 25 años para gritar nuevamente campeón, y lo hizo con un "hijo pródigo" como Claudio Borghi ahora en el rol de director técnico, al vencer en la última fecha a Huracán por 2-1, en Parque Patricios.

Los goles del "Bicho" fueron marcados por Mercier, 23 minutos y Sebastián Coria, a los 78, mientras que Huracán terminó con nueve hombres por las expulsiones de Paolo Goltz y Pablo Jerez.

Argentinos sumó un total de 41 puntos, seguido por Estudiantes, que goleó a Colón 4-1, pero que terminó una unidad abajo del campeón.

El recibimiento de la gente de el "Bicho" fue impresionante, al llenar la tribuna visitante del Tomás Ducó y el equipo salió decidido a brincarle la misma entrega en el campo de juego que había demostrado en las 18 fechas anteriores.

Antes de cumplirse los 30 segundos, el arquero Monzón mostró sus reflejos cuando le tapó un cabezazo bombeado a Ismael Sosa, el goleador del equipo de Claudio Borghi.

Huracán no fue un partenaire, porque el "Globo" necesitaba los puntos para el promedio del descenso y puso lo mejor que tenía, con Toranzo manejando la pelota y la peligrosidad de Balvorín en el ataque.

Sosa estaba muy inquieto y a los 4 le ganó un mano a mano a Goltz y cedió para la entrada de Coria, pero el zurdo se tiró hacia la derecha y Monzón le tapó un mano a mano clarísimo el mediocampista del conjunto de La Paternal.

Iban 5 minutos cuando Ortigoza metió un pase preciso al eterno José Luis Calderón, pero el zurdazo del goleador se fue desviado.

La radio estaba puesta también en Santa Fe, donde Estudiantes ya le ganaba a Colón, y encima Calderón se perdió un gol increíble, con una palomita espectacular.

Pero cuando resonaba el segundo tanto de Boselli en la provincia santafecina, Argentinos pudo vencer la resistencia de Huracán con un cabezazo -en realidad casi con el hombro- para superar a Monzón y festejar el gol que le estaba dando el título.

Argentinos era mucho más, pese a que Toranzo era el más criterioso en el equipo local, dado que Calderón, Coria y Sosa estaban muy movedizos y los volantes del "Bicho" siempre tenían un aporte para hacer.

Monzón nuevamente fue figura cuando le tapó con los pies un tremendo disparo de Coria, quien había hecho una hermosa jugada personal por la derecha, y luego voló de manera espectacular para mandar al córner un remate de Oberman.

En el complemento pareció que Argentinos salió a "ver" qué proponía Huracán, le regaló el balón, el campo y la iniciativa y se replegó peligrosamente en su campo, para salir de contragolpe.

Las acciones de Huracán en el área de Argentinos tampoco fueron demasiado claras, sólo algún pelotazo cruzado y una zozobra en la defensa visitante, pero nada que no pudiera ser controlado.

Calderón y Sosa fueron siempre cada vez que un pelotazo los llamaba, mientras que Coria intentó conducir el ataque, pero se equivocó más de la cuenta.

El empuje de Paolo Goltz a veces le juega en contra, como cuando a los 24 cruzó muy fuerte a Mercier contra un lateral y se ganó la segunda amarilla, y por ende la expulsión. Huracán estaba con 10 hombres y Argentinos con un gol más.

Finalmente, ante la resistencia de la defensa de Huracán, muy inteligrante para jugar con dos hombres atrás, apoyada en la muy buena performance de Monzón en el arco, y llegó de la manera más inesperada.

Es que un centro de Prósperi encontró a Sosa, el cabezazo dio en el poste y el balón le quedó a Coria, que sólo tuvo que empujarla al gol.

Borghi hizo dos cambios para oxigenar el ataque, metiendo a Raymonda por Coria y Pavlovich por Oberman, pero apareció Sánchez por la izquierda y venció al arquero Ojeda, para reducir el resultado a un solo gol.