Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
“El Bicho de La Paternal”, el génesis del alma del potrero
Argentinos Juniors la entidad que dio al mundo del fútbol a Diego Maradona. Creador de grandes jugadores con proyección internacional. Barrio y potrero
16 de mayo de 2010
Por Roberto Aguirre Blanco

Podría decirse que el 15 de agosto de 1904 nació en el corazón del barrio de La paternal el club Argentinos Juniors, o quizás el 20 de octubre de 1976 cuando en el viejo estadio de Boyacá debutó el jugador más grande la historia Diego Maradona.

O tal vez, el 21 de diciembre de 1984 cuando ya sin Diego pero sin con Claudio Borghi como estrella logró la primera estrella de su historia o el 24 de octubre de 1985 cuando tocó el cielo con las manos al consagrarse campeón de América.

Rica historia de fechas y hazañas del humilde pero rico club porteño, pero sin dudas la mejor fecha puede ser la de ayer o la de mañana cuando en sus canchas estén presentes jugadores de alto vuelo futbolístico que se reproducen en la entidad como el aire mismo.

Porque más allá del “Diez”, de Borghi, de Sergio Batista, Fernando Redondo, Osvaldo Sosa, Juan Pablo Sorín, Esteban Cambiasso y Juan Román Riquelme, entre otros, el club tiene la habilidad de seguir pariendo casi año a año nuevas figuras.

Y hoy, vuelve a festejar eso que tanto se ansía: un campeonato, y lo hace después de 25 años del último logrado en forma local en aquel inolvidable 1985 cuando los “Bichos colorados” escribieron una de sus páginas mas rica de su historia.

En esa temporada, el conjunto que dirigía José Yudica logró el último Campeonato Nacional jugado al vencer en la final a Vélez Sarsfield por 2 1 en el partido desempate luego de perder la primera final por penales 4 a 3.

En ese equipo que tenía como figuras al “Bichi” Borghi, Batista, Videla, Pasculli, el “nene” Commisso, el arquero Vidallé, Domenech, entre otros, completó la segunda vuelta olímpica en menos de siete meses.

La anterior sin dudas fue la más festeja, la que se esperó por 80 años, que no se logró ni siquiera con la presencia de Maradona en el club entre 1976 y 1980.

El título del campeonato de primera división de 1984 tuvo el sabor de las grandes conquistas en un torneo a dos ruedas y peleando hasta la última fecha con otros equipos fuertes de esa época: Estudiantes de La Plata y Ferro Carril Oeste.

El grito de campeón llegó en la última fecha cuando venció a Temperley 1 a 0 y el equipo que dirigió Roberto Saporitti generó un carnaval en todo el barrio de La Paternal.

Un año después de esa consagración el mismo equipo era uno de los más importantes del mundo tras ganar la Copa Libertadores en Asunción en una final definida por penales ante América de Colombia.

Eso posibilitó que viajara a Japón para jugar la Copa Intercontinental en un partido inolvidable ante Juventus de Italia que perdió 3 a 2 tras un resultado cambiante.

Luego llegaron años de grandes jugadores pero pocos logros, de descensos y el título logrado en la B Nacional en la temporada 1996/1997.

Tras recuperar su estadio histórico donde volvió a jugar en 2005, el club peleó en la mitad de la tabla hasta la llegada de un hijo prodigo como Borghi quien con el paladar de la entidad y chicos de las canteras logró el tercer título de la historia.

El club nacido de unos soñadores que eran militantes del socialismo y del anarquismo en el inicio del siglo XX, y que como "Martíres de Mataderos" y tomaron el color rojo como la camiseta oficial.

En ese césped donde Diego hizo su primer caño a los 10 segundos de debutar en primera división, donde Borghi como jugador maravillaba con su “rabona”, el fútbol se viste de eterno potrero con las figuras de hoy dan una nueva vuelta y las que esperan salir para llenar de fútbol los equipos del mundo.