Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de julio de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Destino Sudáfrica: España, una furia que quiere llegar bien alto
El equipo español llega en su mejor momento al Mundial 2010. Campeón de Europa. Invicta en la serie calsificatoria. Con jugadores de gran prestigio. Es candidato
18 de mayo de 2010
La fase de clasificación para Sudáfrica 2010 ha visto a una selección española con todo su poderío y lo catapultó a la lista de candidatos para quedarse con el título por los especialistas

No sólo porque haya completado una hoja de servicios perfecta, con diez victorias en diez partidos, o porque haya sido la segunda selección europea más goleadora (28 goles) o una de las menos goleadas (5 tantos).

La "Roja" se ha mostrado como un equipo maduro, que sabe sufrir y reponerse en las adversidades y que goza de una excelente nómina de titulares, pero tiene también la suerte de contar con un banco de suplentes excepcional.

España arrancó la carrera por el Mundial estrenando el título de campeón de Europa, en el debut ante Bosnia-Herzegovina fue especialmente cerrado y solo un gol de David Villa logró romper la igualdad, en tanto Armenia y Estonia fueron rivales más cómodos.

La Roja sufrió algo más contra Turquía, pero el primer gol de Gerard Piqué con la selección les permitió sumar los tres puntos en Madrid, y en Estambul se cantó una agónica victoria con remontada incluida.

También viniendo desde atrás se solventó el primer choque con Bélgica, pero en su segunda cita, España arrolló a los Diablos Rojos 5-0.

La inapelable victoria por 3-0 ante Estonia en casa aseguró el billete mundialista con dos jornadas de antelación. Pero ni así la selección aflojó su ritmo, y cerró su perfecta fase clasificatoria con victoras ante Armenia y un excelente espectáculo en Bosnia (5-2).

El éxito del equipo se ha construido gracias al equilibrio de todas las líneas. El capitán Iker Casillas es uno de los mejores arqueros del mundo y sus reflejos bajo palos son un seguro de vida.

La batuta del juego la mueven con elegancia Xavi Hernández e Iniesta, quienes con su clarividencia para leer los partidos son la esencia del juego español.

Completan el quinteto mágico los artilleros David Villa y Fernando "El Niño" Torres, con un olfato y definición temibles.

Su entrenador Vicente del Bosque tomó el cargo de manos de Luis Aragonés después de la Eurocopa 2008, pero mantuvo la misma filosofía y el mismo grupo que logró aquel éxito.

El técnico se doctoró como entrenador con el Real Madrid, donde ganó en cuatro años dos Ligas de Campeones de la UEFA (2000 y 2002), dos Ligas (2001 y 2003), una Supercopa de España (2001) y una Supercopa de Europa (2002) y una Copa Intercontinental (2002).

Del Bosque apostó por una España de toque cimentada en el talento de un centro del campo con excedente de figuras y así culminó una fase de clasificación sin derrotas.

La era de Del Bosque presenta un balance casi perfecto y es que desde que asumió el cargo, el equipo ha ganado todos sus partidos salvo uno: la semifinal de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009, ante EEUU, donde perdió su largo invicto.

España ha participado en 12 ediciones de la Copa Mundial de la FIFA, fue cuarta en brasil 1950 y desde Alemania 1974 no ha fallado a ninguna cita.