Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ayer, fue hoy: un día la Selección le dijo no a Diego
Justo el día en que como DT anunció quienes van al mundial de Sudáfrica 2010, se cumplen 32 años de cuando Maradona, como jugador, se quedó afuera de la Copa 1978
19 de mayo de 2010
Por Roberto Aguirre Blanco

Un adolescente de apenas 17 años y medio salió con su pelo ensortijado de la sede de la AFA con los ojos llenos de lágrimas y llorando desconsoladamente: era Diego Maradona que había recibido de César Luis Menotti la notificación que se quedaba fuera de la Copa del Mundo de 1978.

Casualmente fue un 19 de mayo, hoy hace 32 años, y el “Pelusa” ya figura de Argentinos Juniors, quien había debutado un año antes con la celeste y blanca, soñaba con mucha convicción jugar su primera Copa del mundo, y en un instante el deseo se le evaporó.

Detrás de él salió corriendo por la calle Viamonte Enrique Omar Sivorí quien lo abrazó y trató de consolar a un chico que no podía dejar de llorar por la ilusión perdida.

Diego ya era una figura y pintaba como la gran estrella que luego fue y de haber jugado esa Copa se hubiera convertido en el Campeón del Mundo más joven de la historia hasta ese momento, superando a Pelé.

Menotti desafecto aquel día a tres jugadores, además de Diego, se quedó afuera el delantero de Talleres Humberto Bravo y el marcador de punta de Unión Víctor Bottaniz.

Este último, una especie de Gabriel Heinze o Ariel Garcé para este equipo, jugador de “grupo” y “gran persona que sirve para los momentos especiales” no fue considerado futbolísticamente como corresponde y si fue invitado por Menotti a quedarse entre los 22 para ser parte de la experiencia mundial.

Diego era ya uno de los mejores “Diez” del momento pero Menotti apostó a la experiencia de jugadores como José Valencia –su preferido— Julio Ricardo Villa y Norberto Alonso para ese puesto, a sabiendas de la “presión” que existiría en esa competencia.

Un año y medio después, en septiembre de 1979, Diego era el capitán y estrella del seleccionado juvenil de Argentina campeón del mundo en Japón, con Menotti como entrenador.

“Hoy se comenzó a irme la bronca”, dijo el “Diez” el día de la vuelta olímpica aún con el dolor de no haber estado en 1978.

Siete años después, en México, fue el Rey del Mundo y 32 años, un día como hoy fue él quien vio frente a si la misma cara de desilusión de siete jugadores que se quedaron afuera de una Copa del mundo.