Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Adhesión al canje de deuda por ahora es menor a la esperada
Sólo adhirieron el 45 por ciento de los tenedores de deuda institucionales, cuando se esperaba un nivel superior al 50. Boudou dijo que siguen trabajando
19 de mayo de 2010
El primer tramo del canje de deuda alcanzó sólo el 45% de aceptación sobre el total de u$s 18.300 millones en títulos, anunció esta noche el ministro de Economía, Amado Boudou.

“El viernes se cerró el primer tramo mayorista, y hemos recibido títulos por unos u$s 8.540 millones, alrededor de 45% del total”, detalló Boudou.

Los pequeños inversores, la mayoría de ellos italianos, alemanes y japoneses, tienen plazo hasta el 7 de junio para adherirse a esta nueva oferta de refinanciación, con la que Argentina apunta a volver a los mercados de capitales internacionales.

“Los que son de más de u$s 100 millones y no son buitres, es decir, no están en juicio con la Argentina, han ingresado la totalidad. No ha habido uno de los grandes tenedores que no haya participado”, afirmó Boudou.

Desde el Gobierno esperan una base mínima de aceptación del 60% una vez que concluya el segundo tramo del canje.

El resultado está muy por debajo de los trascendidos que ubicaban a la aceptación entre el 50% y 55% para el segmento mayorista.

Si bien demoró la información hasta último momento, el ministerio de Economía debió divulgar que, hasta ahora, son sólo el 45% de quienes podían optan.

Es un número bajo que está por debajo del 60% que Amado Boudou le habría prometido a Néstor Kirchner y hasta el 80% que llegaron a especular algunos dirigentes cercanos del oficialismo.

En el entorno de Boudou deslizaron que tenían asegurado el ingreso de deuda por US$ 10.000 millones, sólo de grandes fondos. Pero a la cuenta del entorno del ministro le están faltando, al menos, unos US$ 1.500 millones por ahora.

Aunque el resultado de los minoristas aún no está definido, se trata de un público más diseminado que el de los grandes acreedores.

De hecho, hasta en Economía tienen dificultades en cifrar qué porcentaje está en manos de estos tenedores (con acreencias de hasta US$ 50.000), ya que hubo traspasos de pequeños a grandes inversores institucionales que no se saben dónde están registrados.

Con estos números, el canje de deuda presenta una perspectiva complicada.