Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de julio de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En represalia, China dejó de comprar aceite de soja
Es una medida por las barreras que sus productos encuentran en el ingreso a la Argentina. El país asiático es el principal cliente del país en este rubro
20 de mayo de 2010
China dejó de comprar aceite de soja argentino. Tal como se preveía, la medida es en represalia por las barreras que sus productos encuentran en el ingreso a la Argentina, el gigante asiático aplica desde abril una nueva regulación sanitaria que frenó todos los envíos de ese producto.

Lo curioso es que el gobierno argentina se da ese lujo cuando el mercado asiático, destino del 45% del aceite de soja argentino, es el principal cliente del país en este rubro.

Para esta época del año, cuando la cosecha gruesa se acerca a su final y las fábricas del polo oleaginoso del Gran Rosario trabajan a pleno, es usual que China intensifique sus compras de aceite desgomado, un bien intermedio que antes de ser destinado al consumo humano o animal es reprocesado en destino. Sin embargo, según confirmaron fuentes de la Bolsa de Comercio de Rosario y de la Cámara de la Producción, la Industria y el Comercio Argentino-China, no se están haciendo negocios con ese mercado en este rubro. De acuerdo con un reporte de la agencia Reuters, las estadísticas que difunde el Ministerio de Comercio chino tampoco registran encargos de este producto a exportadores argentinos, según pudo saber el diario La Nación.

Consultado por La Nacion, el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), Alberto Rodríguez, respondió escuetamente: "No hablamos de China, no hacemos comentarios sobre ese tema". Todas las fuentes coinciden en que se cumplió con todos los contratos firmados, pero que no hay nuevos acuerdos y tampoco nuevos envíos previstos para este mes, cuando ?por razones estacionales? deberían intensificarse esos embarques. "No se están haciendo nuevos negocios con China, pero sí con otros destinos, como la India, Egipto y Sudáfrica. No tenemos aún los datos de marzo, pero en las últimas semanas no registramos envíos a China", dijo Lorena D´Angelo, analista del mercado de granos de la bolsa rosarina.

Ante la gravedad de la situación, la semana próxima viajará a Pekín el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Alfredo Chiaradia. La delegación negociadora incluye al embajador plenipotenciario para asuntos agrícolas, Carlos Cheppi, y al secretario de Industria, Eduardo Bianchi.

No será la primera vez que ambos países dialogan sobre este diferendo. Apenas se ratificó la medida, a principios de abril, el canciller Jorge Taiana citó de urgencia al embajador chino en Buenos Aires, Gang Zeng, para transmitirle "el malestar y la preocupación del gobierno argentino". Pocos días después de esa reunión, viajó a China el vicepresidente del Senasa, Carlos Paz, con objeto de lograr de su contraparte el compromiso de revisar la decisión china que elevó hasta 100 partes por millón el nivel de solvente permitido en los embarques "superior al que tiene el promedio de los embarques argentinos". Finalmente, a mediados de abril, vino a Buenos Aires el viceministro de Comercio chino, Jian Yaoping, y se entrevistó con Taiana.

"Cuando se sienten a negociar y les hablen a los chinos sobre el aceite de soja, ellos van a poner sobre la mesa la larga lista de productos suyos que tienen problemas para entrar a la Argentina", explicó un empresario con intereses en China al diario La Nación.

En el mundo, prácticamente no hay proveedores alternativos de aceite de soja a gran escala. Salvo la misma China, que tiene un creciente número de aceiteras y para abastecerlas incrementó las compras de poroto de soja argentino en los últimos meses. Según datos del Ministerio de Comercio chino, ese país aumentó las importaciones del grano sin procesar desde la Argentina: los negocios en ese rubro pasaron de 1,36 millones de toneladas en abril a 1,73 millones en mayo.