Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Brasil, la potencia: creció casi 10% en lo que va del año
Según el Banco Central local, el dato indicaría que la economía del gigante sudamericano trepará un mínimo de 6% este año. La contracara: la temida inflación
20 de mayo de 2010
El Banco Central anunció un impresionante crecimiento productivo de Brasil en el primer trimestre del año: 9,84%. La información asombró a economistas locales e internacionales.

Ya se hablaba del "recalentamiento" de la economía brasileña, al punto que se barajó entre las consultoras privadas un aumento del Producto Bruto Interno (PBI) para 2010 de hasta 7,5 por ciento. El gobierno brasileño tenía, de hecho, indicios sobre ese desempeño y por eso, hace una semana, arbitró un plan de contingencia para reducir inmediatamente los gastos del gobierno en más de 5.000 millones de dólares, sin afectar -dijeron en Brasilia- las inversiones en obras públicas. Es que si se mantuviera el ritmo de evolución económica, Brasil crecería en 2010 9,5 por ciento. No es algo que desee el tándem integrado por el ministro de Hacienda, Guido Mantega, y el titular del Banco Central, Henrique Meirelles, informó el diario Clarín.

Hasta ahora han dirigido con una envidiable eficiencia, algo que admite hasta la oposición. La razón, según dijeron ambos, es evitar que un consumo excesivo provoque una presión inflacionaria. Y sobre esto Lula, Mantega y Meirelles mantienen una coincidencia: no permitir el desmadre de los precios, aun sea a costa de poner el pie en el freno.

Ayer, el secretario de Política Económica Nelson Barbosa salió a defender que no existe un "super calentamiento" de la economía. Para el secretario del Tesoro Nacional Arno Augustin también esa expresión es excesiva. Declaró además que hay que ser muy cautos a la hora de cortar gastos. "Las medidas tienen que ser cuidadosamente contractivas" porque hay una crisis mundial en marcha que podría ser contraproducente si se quiere desacelerar más allá de lo necesario. Por otra parte, ambos funcionarios indicaron que el gran crecimiento del primer trimestre está relacionado con la gran caída del mismo período de 2009. "Es una consecuencia de la salida de la crisis. No podemos olvidar que el último trimestre de 2008 y el primero de 2009 representó una caída de 3% del PBI brasileño".

Cuando la prensa preguntó a Barbosa si el gobierno tomaría medidas fiscales a lo largo del año para ayudar a contener el avance económico, el funcionario respondió que esas decisiones se toman de acuerdo a cómo va el desempeño económico. A decir verdad, hablar de freno o desaceleración cuando existe una creciente inestabilidad en las economías europeas -al punto de hablarse del fin de la zona del euro- es cuanto menos aventurado. Brasil ya tuvo la experiencia de fines de 2008 y principios de 2009 cuando su economía se paralizó por el miedo provocado por la crisis financiera mundial.

En aquel momento, no había medidas en cierne desplegadas para combatir las consecuencias dentro del país. Ahora se manejan más instrumentos y nadie puede jurar que no será preciso utilizar los sistemas de financiamiento de la demanda interna y la desgravación impositiva de sectores de consumo durable para impedir que las tormentas mundiales vuelvan a abatir la economía doméstica como ocurrió hace un año y medio.

La información del Banco Central sobre el aumento del PBI trimestral se basó en el análisis de tres sectores: el agro, la industria y los servicios. La institución evaluó también que la inflación este año será ligeramente superior a lo previsto, probablemente de 5 por ciento.

El ministro Mantega llamó a ser "muy prudentes". A diferencia de los privados, ubicó el crecimiento anual entre 5,5 y 6 por ciento. Así lo indicó en Madrid en un foro de inversores extranjeros. También allí admitió que le tocará a los países del llamado BRIC -China, Brasil, India y Rusia- liderar la recuperación económica mundial en 2010. "Los 4 países darán cuenta de más del 60% del crecimiento global para este año", concluyó.