Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Detienen a la novia del corredor de TC Pista secuestrado
Está sospechada de ser la "entregadora". En varios allanamientos se comprobó que mantuvo comunicaciones telefónicas con los delincuentes
21 de mayo de 2010
Una joven de 17 años, novia del piloto de TC Pista y dirigente del PRO Sebastián Abella, fue detenida por la Policía, acusada de haber actuado como "entregadora" del corredor , quien la semana pasada fue secuestrado, cautivo durante unas cuatro horas y finalmente liberado luego de que le robaran dinero de su negocio.

Según informaron fuentes policiales al diario Infobae.com, la detención de la joven se produjo en las últimas horas, mientras que también fueron apresados tres hombres -todos mayores de edad y con antecedentes delictivos- acusados de haber sido los autores materiales del secuestro del piloto de TC Pista.

Aparentemente, los investigadores habían detectado cruces de llamadas y mensajes de texto entre el celular de la joven y los hombres que luego fueron detenidos, todos ellos efectuados horas antes de que se produjera el secuestro.

Abella había sido interceptado por los delincuentes en la localidad de Campana, en el norte bonaerense, el viernes pasado a la madrugada, precisamente cuando salía con la joven de un local de comidas rápidas.

El piloto de Dodge, de 33 años, además se desempeña como dirigente político del PRO en el distrito de Campana, donde justamente unas horas antes del secuestro había hecho una "pegatina" por las calles, según contó.

Al salir ya en la madrugada del viernes de un local de comidas rápidas junto con la joven que lo acompañaba, su Renault Kangoo fue interceptado y chocado por dos vehículos, en los que había al menos cuatro hombres, quienes se lo llevaron cautivo y lo golpearon.

En las cuatro horas en que permaneció privado de la libertad, los delincuentes -según contó a la prensa el propio piloto- lo golpearon, fueron hasta su casa e incluso al negocio que tiene en Campana, de donde se llevaron dinero en efectivo.

Tanto Abella como su novia finalmente fueron liberados por los delincuentes tras obtener el dinero, en la zona sur de la Capital Federal, a unos 75 kilómetros de donde habían sido secuestrados.

Ya desde los primeros momentos en que se hicieron cargo del caso, los investigadores sospecharon acerca de la existencia de un "entregador", debido a que los delincuentes conocían "a la perfección" los movimientos del piloto y sus actividades comerciales.