Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los fanáticos cuentan las horas: martes llega el final de "Lost"
El capítulo de dos horas y media se verá en 59 paises simultáneamente. En Argentina lo emitirá la señal AXN desde las 22:00. Gran expectativa
23 de mayo de 2010
"Lost", una de las series de mayor impacto mediático y social de los últimos años debido en parte a su presencia en los medios de comunicación de masas, es el ejemplo perfecto de cómo el fenómeno "fan" puede llegar a imponerse a las pérdidas de audiencia.

Tras seis temporadas y 121 capítulos, "éste es el final", como se recuerda en un anuncio del canal ABC con el tema "The End", de The Doors, sonando de fondo. Y los millones de "losties", el apodo que reciben sus acérrimos seguidores, aguardan que llegue el domingo con una mezcla de ilusión y nerviosismo.

Según informó la empresa distribuidora, Walt Disney, propietaria de la cadena ABC, debido a la demanda del público el episodio final de 'Lost' se verá de forma simultánea en 59 países o, a más tardar, en las 48 horas siguientes a su emisión en USA.

En Argentina el final se verá el martes a partir de las 22:00, pero antes la señal de cable AXN emitirá este domingo, desde las 18:00, una maratón con los últimos tres capítulos de la serie y a las 21:oo, el estreno del episodio 16 , "What They Died For".

El martes 25, desde las 20:00 , habrá una recapitulación de toda la historia y a las 22:00, el gran final , "The End 1 & 2", que tendrá dos horas y media de duración.

El episodio piloto, el más caro realizado en la historia de la televisión y emitido en EEUU en septiembre de 2004, reunió a una audiencia de 18,6 millones de espectadores, la mejor cifra de la cadena para un drama desde "Murder One", en 1995.

Las tres primeras temporadas de "Lost" mantuvieron a más de 15 millones de espectadores de media pendientes de cada capítulo, aunque con serios bajones en la tercera campaña. La cadena entonces decidió seguir adelante porque los índices demostraron que era la serie más grabada del país.

Además los más curiosos podían deleitarse en internet a través de "Lost Experience", un juego interactivo que daba respuestas a algunos de los enigmas de la serie.

"Lost" también era de los espacios más descargados a través de iTunes y la ABC permitió el visionado de los capítulos en su web un día después de ser emitidos en la televisión.

Desde la cuarta temporada la audiencia cayó en picado y los productores se apresuraron en 2007 a anunciar que el final llegaría en mayo de este año. Y lo cumplieron.

La ganadora del Emmy a la mejor serie dramática, del Globo de Oro al mejor drama y del premio del Sindicato de Actores de EEUU al mejor reparto, se desvanecía. Pero los "losties" demandaban respuestas.

"Entre los fans existía cierta sensación de que estaban invirtiendo tiempo en una serie compleja sin idea de adónde les dirigía", admitió uno de los creadores del formato, Damon Lindelof, quien está en contacto con los espectadores a través de su Twitter.

"Desde el principio la gente se ha preguntado: ¿estáis inventando todo a medida que rodáis? Es una pregunta legítima", reconoció.

Una pista la dio hace dos años el guionista puertorriqueño Javier Grillo-Marxuach, una de las mentes creadoras de "Lost".

"Desde el principio hubo un concepto claro sobre cómo iba a terminar y para revelar qué es la isla", dijo a Efe. "Nuestro trabajo fue tratar de ver el curso entre el punto A y el punto Z. Era como un viaje en coche entre Nueva York y Los Ángeles: sabes el trayecto pero no el recorrido que puedes tomar", añadió.

Si la influencia de "Lost" en la cultura popular es notoria, las recientes palabras de George Lucas, el creador de "Star Wars", dejan poco lugar para la duda.

"Felicidades por una serie increíble", dijo Lucas en una carta remitida a los creadores.

"Es asombroso comprobar cuántas cosas habíais planeado desde el comienzo", agregó el cineasta, quien reconoció que "jamás" imaginaba "lo que esperaba a la vuelta de la esquina".