Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Al “negro” se le debe estar "piantando" un lagrimón
El hincha más famoso, Roberto Fontanarrosa, debe estar sufriendo el cuarto descenso de la historia de Central. El último fue en 1984. Nunca fue de la B más de un año
23 de mayo de 2010
La histórica platea que siempre ocupó el “negro” Fontanarrosa en el estadio de Arroyito este domingo 23 de mayo estuvo vacía, como lo viene estando desde hace tres años, cuando los “fanas” de Central y los que añoran al creador de “Inodoro Pereyra” lo dejaron "ir a de gira" a dibujar.

Seguramente, a pesar del dolor de un descenso, el cuarto en la historia del club rosarino, el “negro” hubiera tenido motivos y material entre manos para escribir luego un cuento maravilloso como los tantos que nos regaló.

Porque bien se sabe que los creadores tienen en el dolor las musas más inspiradas y sería el escenario propicio para escribir la contratara de su relato “canallesco” más famoso: “ 19 de diciembre”, cuento que relata la hazaña de Aldo Pedro Poy y su “palomita” mágica ante Newell’s.

Central se fue la descenso, como le sucedió en 1941 y 1950 al terminar último en ambos torneos, aunque su pasó por la Primera B fue relativamente breve ya que volvió dos temporadas después, en ambos casos.

La que el “negro” vivió de cerca y conoció la transformación de la pesadumbre de perder la categoría a la gloria única fue la última que puede además presagiar lo que se puede venir.

Central de muy malas campañas perdió la categoría en 1984 al quedar penúltimo en al tabla de promedios y jugó la temporada 1985 en la primera B metropolitana.

Fue un gran año, el club contrató a Pedro Marchetta como técnico y con un juego vistoso y contundente fue campeón de punta a punta de la mano de Omar Palma entre otros como figura y postergando a otro grande que estaba en la división como Racing Club.

“La academia” rosarina no se contentó con el logro y en la temporada de su ascenso (1986/1987), en un disputadísimo torneo, fue finalmente campeón, en su cuarto y último título en Primera.

Ese logró fue histórico ya que hasta la fecha ningún equipo llegado de la división menor fue campeón en la temporada siguiente a su ascenso.

El “negro” fue testigo privilegiado de temporadas sin vuelo, y solo salvadas por el subcampeonato del Torneo Apertura 1999 con el “patón” Bauza como DT, y sus últimas buenas campañas: cuarto en el Clausura 2003 y quinto en el Apertura 2005.

Desde donde este, en esta tarde gris, el “negro” está soñando ya junto a Mendieta, Inodoro, Boogie o los amigos del café “El Cairo” en comenzar a empujar para que los “canallas” hagan honor a su historia y en un año estén nuevamenteen el lugar del cual hoy se fueron.