Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ante la Presidenta, la Iglesia Católica pidió "consensos"
Fue en el Tedeum de la Basílica de Luján, ya que los Kirchner rehusaron asistir al que ofició el cardenal Jorge Bergoglio en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires
25 de mayo de 2010
Ante la presidenta Cristina Fernández y su esposo, Néstor Kirchner, la Iglesia Católica hizo un llamado a la "unidad nacional" y a construir "consensos", en el que se transformó en el principal Tedeum por el 25 de mayo.

Monseñor Agustín Radrizzani llamó a defender la "unidad nacional" y a "establecer el consenso más allá de partidismos y de diferencias personales".

La Presidenta, que evitó así el oficio realizado por el jefe de la Iglesia argentina, cardenal Jorge Bergoglio, en la Catedral Metropolitana, encabezó en la Basílica de Luján la celebración del tradicional Tedeum.

El oficio religioso está a cargo del arzobispo de Luján-Mercedes, monseñor Agustín Radrizzani, quien delimitó su discurso en cuatro ejes temáticos: "Memoria, identidad, reconciliación y desafíos".

"Nos debemos un diálogo magnánimo y sereno que significa abrirnos camino a través de la palabra; establecer el consenso sobre diferencias más allá de partidismos y de diferencias personales", advirtió Radrizzani.

El monseñor reiteró que la declaración de la Iglesia en la que se considera que "la Patria es un don que hemos recibido y la Nación, una tarea que nos convoca demanda nuestro esfuerzo".

Al respecto, remarcó que "asumir ese compromiso es el mejor modo de festejar el Bicentenario".

Radrizzani remarcó que los argentinos deben "estar empeñados por defender el bien común y la unidad nacional" para garantizar una "Justicia más efectiva, la redistribución de la riqueza y la mayor independencia de los poderes republicanos".

Minutos antes del Tedeum, el nuncio apostólico, Adriano Bernardini, transmitió el mensaje que envió el Papa Benedicto XVI para sumarse a las celebraciones del Bicentenario de la Argentina.

"Quiero hacer llegar a vuestra excelencia mis felicitaciones más cordiales en ocasión de la fiesta nacional, a la vez que expreso mi afecto y cercanía espiritual a todos los argentinos", sostiene la carta enviada por Benedicto XVI.

El mensaje también declara: "(a los argentinos) encomiendo en mis oraciones, pidiendo al Señor que los bendiga constantemente con la concordia, la paz y la prosperidad".

El punto culminante del festejo de los 200 años de la Patria será una cena en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, el más importante de la Casa Rosada, a la que asistirán 200 invitados.

Entre otros, estarán presentes los presidentes de Uruguay, José Mujica; de Chile, Sebastián Piñera; de Venezuela, Hugo Chávez; de Ecuador, Rafael Correa; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; y de Bolivia, Evo Morales, así como gobernadores provinciales.

De acuerdo a la agenda, a las 17, la Presidente recibirá en el Salón de los Bustos el saludo de los mandatarios extranjeros y del cuerpo diplomático acreditado ante el gobierno argentino.

A continuación, Cristina Kirchner y sus invitados se dirigirán hasta un pasaje de la Casa Rosada ubicado frente al acceso de Balcarce 50 para dejar inaugurada una muestra pictórica denominada "Galería de los Patriotas Latinoamericanos del Bicentenario".

Los cuadros que integrarán la galería fueron donados por los diferentes presidentes latinoamericanos. En ese lugar, la primera mandataria pronunciará un mensaje alusivo a la fecha que será transmitido por cadena nacional.

A su término, Cristina Kirchner y sus invitados se trasladarán a pie hasta el Cabildo, a través de Plaza de Mayo, para presenciar un espectáculo de luz y sonido preparado sobre la historia argentina.

Alrededor de las 19, las autoridades irán desde el Cabildo por Diagonal Norte, a pie, para seguir desde un palco ubicado a la altura de la calle Esmeralda el "Desfile de los 200 años", que concluirá con un show musical y fuegos artificiales. De vuelta en la Casa de Gobierno, está previsto que la mandataria encabece desde las 22 la cena oficial en el Salón Blanco.