Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Alemania se quedó con la copa, Holanda con el mejor recuerdo
Los locales organizadores del mundial 1974 ganaron su segunda copa. Holanda con su fútbol total maravilló. Solo le faltó el título. Argentina pobre y sin brillo. El inicio de la Copa FIFA
31 de mayo de 2010
Alemania Federal fue la sede del Mundial de 1974, un torneo en el que se destacó el espectacular fútbol de la por entonces llamada "Naranja mecánica" de Holanda, liderada por Johan Cruyff.

Los holandeses desplegaron una estrategia en la que todos los jugadores defendían y atacaban. Algo innovador en aquella época y que les sirvió para plantarse en la finalísima del Mundial.

Pese a su fútbol, la selección anfitriona fue la que se llevó el título mundialista, en tanto que la Argentina tuvo una actuación deslucida pese a sus grandes jugadores y quedó eliminada en segunda ronda, al cruzarse en la segunda rueda con Brasil (1-2), Holanda (0-4) y Alemania Oriental (1-1).

El fútbol total de Holanda cautivó a todo el mundo en el Mundial de Alemania 1974 pero, como ya ocurriese con la Hungría de Puskas en Suiza 1954, el fútbol pragmático y contundente de los alemanes acabó haciendo trizas el fútbol maravilla de Holanda, que llevaba desde 1938 sin jugar un Mundial.

El juego que desplegaron los Cruyff, Neeskens, Rep, Rensenbrink... marcó un antes y un después en el fútbol. Atacaban todos, defendían todos, hacerles un gol costaba un mundo.

"Holanda no tenía un sistema de juego. Tenía varios y los aplicaba según las necesidades del partido. Nos importaba saber cómo jugaba el adversario, sus puntos fuertes y sus flancos débiles. Pero sobre todo nos interesaba saber qué éramos capaces de hacer", así definía Cruyff el espectacular juego de Holanda durante el Mundial.

Los organizadores hicieron también un excelente mundial pero llegaron a la fina tras no curzarse con los favoritos al perder el tercer choque de la ronda inicial ante la Alemania Democrática, en us única participación mundialista, por 1 a 0.

La revelación fue del torneo fue Polonia, clasificada tercera tras superar en el partido por ese puesto a Brasil, quien ganó el grupo que tenía a Argentina, Italia y Haití con un juego efectivo y una generación de grandes jugadores como Deyna, Lato, Zmuda y el arquero Tomasevky.

Argentina quedó segunda en el grupo 4 y en segunda ronda fue vapuleada pro Holanda 4 a 0 y perdió con Brasil 2 a 1 y cerró su participación con un pobre 1 a 1 con RDA y quedó séptima.

En el duelo decisivo, Holanda pegó primero en la finalísima disputada en el estadio Olímpico de Múnich, pero los alemanes no tiraron la toalla y gracias a los goles de Breitner y Müller antes del descanso lograron dar la vuelta al luminoso.

El partido fue vibrante y tuvo dos estilos: el practico y duro de los locales y el juego preciso de los holandeses que por momentos sufrieron el "miedo escenico" de una gran final.

Así, Alemania Federal se llevó el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA, que sustituía a la anterior estatuilla Jules Rimet.
Video de la noticia