Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Piden reabrir negociación salarial por la mayor inflación
El sindicato de Luz y Fuerza, que en abril acordó una suba de 22%, dice que ahora está atrasado contra el 35,2% de Alimentación. Qué otros gremios podrían copiar el pedido
31 de mayo de 2010
Oscar Lescano, secretario general del poderoso sindicato de Luz y Fuerza, pidió que se reabran las negociaciones salariales de su gremio y anticipó que “como mínimo” pedirán una suba del 35 por ciento. Lo insólito es que el acuerdo que ahora Lescano quiere reabrir había sido pactado hace apenas 47 días por un 22% de aumento, porcentaje que quedó rezagado ante los incrementos logrados por otros gremios en las últimas semanas.

Otros gremios podrían salir detrás de Luz y Fuerza a pedir la reapertura de sus paritarias. Los bancarios , por ejemplo, pactaron en marzo pasado un incremento que hoy puede parecer modesto (23,5%) ante lo logrado recientemente por el gremio de la alimentación (35,2%). Los metalúrgicos también fueron de los primeros este año en acordar su paritaria (26,5% de incremento) y podrían sentirse descolocados con las subas logradas por trabajadores de otros sectores.

“Yo tenía acordado un 22%, y hoy no puedo (pedir) lo mismo porque veo que t odo el mundo pide arriba del 35 por ciento . Y hay gremios que ya están firmando”, planteó Lescano, según informó el diario Clarín. El dirigente también contó que el viernes pasado solicitó formalmente que se reabra la paritaria.

“Uno busca la prudencia para acompañar un proceso inflacionario, pero el poder adquisitivo va perdiendo valor porque va aumentando todo. El gremio de alimentos está arriba de 37 por ciento. ¿Cómo puede ser?, se preguntó Lescano. Y enseguida agregó: “Bueno, entonces yo no quiero pasar por tonto” . El sindicalista es uno de los integrantes del grupo de “los Gordos”, que está enfrentado con el líder de la CGT, Hugo Moyano.

Al firmar Luz y Fuerza su convenio, en abril, había trascendido que un artículo del acuerdo permitía a las partes volver a sentarse a discutir los salarios en julio. Pero desde una importante empresa de energía aclararon que esa condición nunca llegó a formalizarse .

Clarín consultó ayer a Eduardo Berrozpe, de la Asociación Bancaria, si también pensaban pedir la reapertura de la paritaria. Primero fue evasivo: “Acá lo que se debe hacer es modificar de manera urgente el impuesto a las Ganancias porque cada vez más trabajadores son castigados por ese impuesto. Además, los bancos siguen sin cumplir todos los puntos del acuerdo que firmamos en marzo”. Pero después el sindicalista añadió: “Si hay una disparada de precios que afecte los salarios vamos a pedir que se la reabra. A fines de junio hay un congreso de la Asociación Bancaria y ahí se evaluará qué se debe hacer” . El bancario es un gremio muy cercano al Gobierno.

Para el moyanista Héctor Recalde, diputado y asesor de la CGT, “ningún dirigente sindical se siente dolorido por lo que saca de suba salarial otro dirigente. Los porcentajes de aumento tienen relación con el monto salarial fijo”.

En un importante sindicato que nuclea a algunos cientos de miles de trabajadores se sorprendieron ayer con que Lescano haya pedido la reapertura de su paritaria: “La primera lectura es que hace menos de dos meses negoció muy mal”, dijeron. Y en otro sindicato, algo más pequeño pero que está abiertamente alineado con Hugo Moyano, subrayaron: “Todas las paritarias se van a reabrir si la economía se va al carajo” .

Hace dos semanas la UOCRA acordó una suba del 27,1% en tres tramos con una cláusula que habilita a una renegociación en algún momento. “Esto hace que el convenio sea más previsible”, dijeron en el gremio de la construcción.

Esta semana seguirán las discusiones pendientes. Una se dará entre el gremio de los gastronómicos y las cámaras patronales: por ahora José Luis Barrionuevo insiste en reclamar una suba del 40 por ciento, pero arreglaría por algo menos.

La otra involucra a Comercio, que había arreglado verbalmente una suba de 29%, pero todo se complicó a último momento.