Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En China, Cristina pidió cambios en los organismos de crédito
En medio de las tensiones por las restricciones a las importaciones impuestas por el Gobierno y la represalia china, la presidenta se reunirá con su par de este país
12 de mayo de 2010
La presidente Cristina de Kirchner arribó a Beijing iniciando su primera visita oficial a la República Popular China, donde se reunirá con su par de este país, Hu Jintao, firmará acuerdos bilaterales y será galardonada con el otorgamiento del Doctorado Honoris Causa de la University Of International Bussines and Economics.

El viaje de la mandataria al gigante asiático se da en medio de las tensiones por las restricciones a las importaciones impuestas por el Gobierno, y la represalia china de frenar la compra de aceite de soja, un negocio de aproximadamente u$s 2.000 millones para la Argentina.

Pocas horas antes de reunirse con Hu Jintao Cristina reiteró en Shangai su reclamo de "reforma" de los organismos multilaterales de crédito.

"Es necesario reformular normas que terminen con el doble estándar, esas reglas que difieren si se trata de un país poderoso o si es un país que no posee esa condición", argumentó la jefa del Estado durante una disertación e la Universidad de Negocios Internacionales y Economía, donde fue distinguida con un doctorado honoris causa. "Es necesario reconocer un nuevo escenario internacional. Es necesario que los países crezcan de manera armoniosa", añadió.

En el mismo sentido, planteó que espera llegar a la próxima reunión del G-20, que se realizará en Seúl en noviembre próximo, con "un programa concreto de regulación financiera y con la decisión de la desaparición de los paraísos fiscales".

La Presidenta buscó vincular el honoris causa con la relación bilateral con China, recientemente dañada por las diferencias en materia comercial. "Recibo esto no como una distinción personal, sino como distinción al pueblo argentino y a la relación entre la Argentina y China", indicó.