Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
6 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El chileno Apablaza Guerra se sumó a un acto kirchnerista
El ex guerrillero chileno, cuya extradición fue solicitada por el gobierno de Piñera y rechazada por la Argentina, participó en un acto de apoyo a la Presidenta
10 de noviembre de 2010
En plena Plaza de los Dos Congresos, con una “pingüina” gigante con un crespón negro en el pecho y un cartel sobre el escenario con la convocatoria “Néstor vive en nosotros. Todos con Cristina”, la Corriente Nacional de la Militancia Política y Social, un nuevo conglomerado K que busca aglutinar fuerzas dispersas para arropar a la Presidenta de cara al año electoral, mostró su poderío movilizador en un acto.

“Estamos trabajando para organizar y darle cauce a esa multitudinaria manifestación de dolor, afecto y reconocimiento que se dio en el sepelio de Néstor Kirchner”, explicó el senador Daniel Filmus, uno de los oradores que cerraron el acto, junto al jefe de la bancada oficialista en Diputado, Agustín Rossi, y al ex canciller Jorge Taiana.

“La Corriente” reúne a los movimientos sociales, el peronismo más kirchnerista y las agrupaciones de izquierda afines.

Allí estaban con sus banderas del Frente Transversal, Movimiento Evita, MPR, Los Pibes, Octubres, 17 de agosto y JP Descamisados.

En la tarde soleada, hasta apareció caminando detrás del escenario Sergio Galvarino Apablaza Guerra, el ex guerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez al que la Presidenta le concedió refugio el mes pasado, bloqueando el pedido de extradición chileno para juzgarlo por el asesinato del ex senador pinochetista Jaime Guzmán.

Apablaza mantiene relación con diversas agrupaciones kirchneristas. Su esposa, Paula Chahín, trabaja en el área de Medios de la Casa Rosada. Y, tras recibir el refugio, no tiene ninguna restricción para moverse en el país ni participar de actividades políticas.

La reunión de estas agrupaciones en “La Corriente” se había iniciado hace unos meses, pero se aceleró tras la muerte de Kirchner. Intentan ser el soporte militante de las políticas sociales K y de la “profundización del modelo” en contraposición a quienes abogan por un giro del Gobierno a posiciones más moderadas.

Edgardo Depetri convocó a “cerrar filas detrás de la Presidenta”. Emilio Pérsico aseguró que no hubo una “despedida” de Néstor sino un “reencuentro con este nuevo Néstor que estamos construyendo entre todos”. Y arengó con un “Se nos murió Papá ¡Pero tengan cuidado que Mamá es una leona!”. Taiana evocó las convicciones de Kirchner para “trabajar por los intereses populares” y Rossi se quejó por el intento opositor por “dejar a un gobierno sin presupuesto”.

Aplaudieron sobre el escenario Abel Fatala, Fernando “Chino” Navarro, Gabriel Fuks, Oscar González, Tito Nenna, Adela Segarra y Patricio Echegaray, entre otros.

Las siete carpas (una por cada año de gobierno K) sirvieron de refugio para un debate que motive a la militancia. Para el 17 preparan un gran plenario en Ezeiza y durante el verano recorrerán el país antes de volver a juntarse el 11 de marzo en Vélez.