Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"La oposición tiene vocación mezquina y electoralista"
Antes de la sesión en la que quieren tratar el proyecto de presupuesto, el jefe de Gabinete los acusó de querer "privar al Gobierno de la herramienta más importante"
10 de noviembre de 2010
Horas previas a la sesión en la que el kirchnerismo intentará tratar el proyecto de presupuesto para el año próximo los cruces y acusaciones no se hicieron esperar.

A través de Twitter, Aníbal Fernández acusó a la oposición de tener "voluntad mezquina y electoralista" y de querer "privar" a la presidenta Cristina Kirchner "de la herramienta más importante".

El jefe de Gabinete puso en palabras la estrategia política que ayer trazó la jefa del Estado antes de partir a Corea del Sur para la cumbre del G-20: apurar el debate del presupuesto en Diputados y, si no se aprueba, colocar a la Presidenta en el papel de víctima de la oposición, cuando aún no supera el duelo por la muerte de su marido, el ex presidente Néstor Kirchner

Todas las bancadas, desde Pro hasta Proyecto Sur, rechazan el presupuesto oficial, básicamente porque subestima las principales estimaciones macroeconómicas, por caso la inflación: para el Gobierno será del 9,8% en 2011, mientras que, según la oposición, ese índice será casi el doble.

"Engendros". "¿Qué ha hecho la oposición, tanto el Grupo A como el grupo de [Pino] Solanas respecto de la aprobación del presupuesto nacional? Su vocación mezquina y electoralista los llevó a presentar sendos presupuestos, verdaderos engendros, que técnicamente dan vergüenza El único objeto es privar al Gobierno de la herramienta más importante", disparó Fernández.

Enseguida, el jefe de Gabinete avanzó en la enumeración de una serie de "logros" del Gobierno que ató a la política presupuestaria oficial y advirtió sobre los riesgos de que prosperaran los proyectos de presupuesto alternativo que impulsa la oposición. "Si pudieran aprobar esos presupuestos tirarían por la borda el esfuerzo realizado entre 2003 y 2010 cuyos frutos están a la vista", comenzó. Y detalló: "La fortísima inversión pública de 7 años: viviendas, miles de kilómetros de rutas, saneamiento, energía y otras tantas, se detienen arbitrariamente. Impedirían pagar deuda con reservas. Entonces, para pagar, a endeudarse se ha dicho y a pagar fuertes intereses. Perderíamos 100.000 puestos de trabajo formales sólo en el gremio de la construcción".

En este punto, volvió a la carga con la estrategia de victimización. "El objetivo central [de la oposición] es que el Gobierno, en realidad la sociedad argentina, sufra y mucho. Cuanto más sufra, mejor. Desde 1983, el Congreso acompañó a todos los gobiernos aprobando los presupuestos enviados. ¿No llegó la hora de que los Gobernadores de cualquier signo político exijan a sus legisladores que se comporten con un sentido patriótico?", concluyó.

El quórum, la clave. De cara a la sesión prevista para hoy, el oficialismo cuenta con 116 votos seguros, todavía lejos del quórum necesario (129 votos). Los bloques opositores todavía deben definir si finalmente bajan o no finalmente al recinto.

Su contraoferta, que consistía en postergar por una semana el debate y abordar en la sesión de hoy temas no conflictivos, había sido rechazada de plano por el jefe de la bancada oficialista, el santafecino Agustín Rossi, a partir de la orden de la Presidenta.