Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
8 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
“La de Camaño fue una bofetada a un provocador”
La jefa del bloque de diputados de la CC dijo que ella, por educación, no lo haría pero resaltó que perdona “de corazón” a la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales
19 de noviembre de 2010
La titular del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, aseguró que el golpe de la peronista Graciela Camaño al kirchnerista Carlos Kunkel “fue una bofetada perfecta a un provocador”.

Y si bien señaló que ella por educación no lo haría, resaltó que perdona “de corazón” a la ex ministra de Trabajo y la sostiene “en la presidencia de la Comisión” de Asuntos Constitucionales.

"Yo no lo puedo avalar politicamente pero en este caso Kunkel se lo merecía y la señora Camaño no se pudo controlar", remarcó en diálogo con radio la Red.

Asimismo, en una entrevista publicada hoy por el matutino porteño Clarín, llamó “corruptora” a la oficialista Patricia Fadel, porque “está imputada de hechos gravísimos: de trampear a la Cámara cuando era autoridad y de intentar corromper a una diputada”, en referencia a Cynthia Hotton, cuando se votaba la semana pasada el proyecto oficial de Presupuesto 2011.

Carrió indicó además que “en este escándalo (por el tratamiento del Presupuesto) se la tomaron con el que puso la linterna, la luz, y no miran la mugre. Es normal. Hemos mostrado la corrupción del sistema y la necesidad de cambiarlo”.

“Por eso me parece muy bien todo lo que está sucediendo. Esto es por capítulos. Estamos empezando a caminar sobre las madrigueras de la corporación política. Vienen muchos problemas pero también muchas soluciones”, vaticinó.

Carrió aseguró que “estaba claro que el socialismo y el GEN iban a votar con el oficialismo. También hubo problemas en el radicalismo”.

Respecto del golpe de Camaño, señaló que lo juzgará “cuando todos los periodistas le pidan a Kunkel que le pida perdón al pueblo por la violencia verbal que ha ejercido sobre ella y sobre otros diputados. Ayer y en general. Si no se invierte todo. Lo grave es corromper a los demás".

Consultada sobre si "estuvo bien Camaño”, respondió: “No, y se disculpó. Voy a ser políticamente incorrecta: me impresionó la bofetada que le dio. El único problema que tenemos es (su esposo Luis) Barrionuevo. Pero fue una bofetada perfecta a un provocador. La perdono de corazón y la sostengo en la presidencia de la Comisión”.

También dijo que “la Argentina está como en las gateras del futuro: el sistema político está decantando. Hasta ahora muchos se oponían a una persona y esa persona ya no está”, por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner.