Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cáncer de mama: se debe comenzar con quimioterapia
Especialistas afirman que se debe priorizar este tratamiento mientras que la radioterapia se debe iniciar antes de los 7 meses posteriores a la cirugía
25 de noviembre de 2010
Un consenso nacional puso fin a la controversia sobre qué indicar primero: la recomendación es priorizar el tratamiento con quimioterapia mientras que la radioterapia se inicie antes de los 7 meses posteriores a la cirugía.

La discusión sobre cuál es el tratamiento indicado viene de hace tiemo. En Estados Unidos, cuando una mujer con cáncer de mama debe ser intervenida quirúrgicamente para extirparle el tejido canceroso, se suele preferir la mastectomía, una cirugía que permite extraer toda la mama. En nuestro país, en cambio, la tendencia es a intentar la “cirugía conservadora” y reducir el impacto emocional de perder una mama. La consecuencia de esta opción es que, después de la cirugía, se suele necesitar radioterapia, además de quimio u hormonoterapia para complementar el tratamiento.

Ahora, se presentó el nuevo “Consenso sobre el cáncer de mama” elaborado por 11 sociedades científicas –coordinadas por la Academia Nacional de Medicina–. “Había una enorme falta de acuerdo acerca de qué terapia inicial preferir, con cuál continuar y cuánto tiempo se debe esperar entre una y otra”, explicó a Clarín Gonzalo Rubio, miembro del Instituto de Estudios Oncológicos Fundación Maissa y coordinador del consenso. “Por ejemplo, el cirujano que quería priorizar el control local, comenzaba el tratamiento con radioterapia pero, por cuestiones burocráticas, la quimioterapia con antraciclinas –la droga que hace caer el pelo– se demoraba varios meses. La evidencia muestra que esa demora es perjudicial mientras que la radioterapia, siempre y cuando se inicie antes de los 7 meses posteriores a la cirugía no pierde su eficacia”, explicó.

El tercer eje del consenso es que, cuando la radioterapia se administre en simultáneo con taxanos –una droga muy usada porque logró disminuir la reaparición de la enfermedad–, hay que estar alerta. La razón es que puede elevar el riesgo de sufrir una inflamación de los pulmones (neumonitis).

El 4° y 5° eje están centrados en la hormonoterapia, el tratamiento que hacen dos tercios de las mujeres luego de la cirugía. “La recomendación es que la hormonoterapia se inicie luego de la quimio. La evidencia muestra que si se indican en simultáneo se reduce la efectividad de los dos. Sin embargo, puede indicarse en simultáneo o luego de la radioterapia sin perder efectividad”, explicó Rubio.

El sexto punto dice que el trastuzumab, cuando esté indicado, se administre simultáneamente con los rayos, excepto en el caso en que se irradie la cadena mamaria.