Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina y Brasil tendrán moneda especial para comerciar
Permitirá reducir los costos de transacción financiera entre ambos países. Regirá dentro de seis meses. Kirchner y Lula quieren extender el sistema a todo el Mercosur
15 de diciembre de 2006
Funcionarios de los gobiernos de la Argentina y Brasil firmaron hoy un protocolo de intenciones para implementar un sistema de pagos en monedas locales en el intercambio comercial entre los dos países, que luego aspiran a extender a los demás miembros del Mercosur.

Ambos países tendrán un sistema de pagos en moneda local en las transacciones de comercio bilateral como primer paso hacia la creación de un mercado de cambio entre el peso y el real, anunciaron los presidentes de los bancos centrales, Henrique Meirelles y Martín Redrado. El sistema comenzará a operar en seis meses.

El memorando fue firmado en el marco de la Reunión de Ministros de Economía y Hacienda y Presidentes de los Bancos Centrales de los países del Mercosur que se celebró hoy en la capital brasileña de manera simultánea a la XXI Reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur.

"La idea es crear un sistema comercial que pueda viabilizar las transacciones en monedas de los países del Mercosur", dijo el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, tras la firma del documento.

"El 78 por ciento de las exportaciones argentinas a Brasil son por menos de 50.000 dólares. Por lo tanto, quienes más se favorecerán con este sistema son las pymes", dijo el presidente del Banco Central de la República Argentina, Martín Redrado, tras la reunión de ministros de Economía y entidades monetarias del Mercosur.

El mecanismo adoptado elimina la necesidad de la doble conversión de moneda local al dólar y de éste nuevamente a la moneda local, operación que plantea costos adicionales que los gobiernos pretenden reducir para estimular el comercio bilateral.

Cada exportación debe generar un registro de pago en el Banco Central del otro país y al final de las operaciones diarias los dos bancos centrales definirán la tasa de conversión, al mismo tiempo que se contabiliza el saldo que será liquidado en dólares, según Meirelles. Cada exportador recibirá el importe de su venta al día siguiente en la moneda de su propio país.

Redrado estimó que las operaciones en moneda local representarán el ahorro de aproximadamente 2,5% del valor cobrado por spread bancario y costos financieros.

En adición a esto, se puso en marcha puso en marcha el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), para aumentar la competitividad de los países miembros y reducir las asimetrías existentes entre sus economías.

Está dirigido en una primera fase a los pequeños y medios exportadores, y tendrá carácter facultativo y busca facilitar las transacciones y reducir los costos de las operaciones comerciales entre los dos mayores socios del Mercosur, que evitarían así la conversión de sus monedas al dólar en el comercio exterior.