Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Duras sanciones contra Irán
Es porque el gobierno de Teherán continúa con su programa de enriquecimiento de uranio. Todos los integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU votaron así
23 de diciembre de 2006
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una resolución que impone sanciones a Irán por negarse a suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

Con esta medida, el consejo culminó con dos meses de negociaciones que apuntaban a que Teherán volviera a dialogar y aclarara sus ambiciones nucleares.

La medidad fue votada por los 15 miembros del Consejo de Seguridad, incluidos China y Rusia, quienes eran partidarios de sanciones menos duras.

La resolución ordena a todos los países prohibir el suministro de materiales y tecnología que pudiera contribuir con los programas nucleares y de misiles de Irán.

Impone también un congelamiento de activos a compañías e individuos que participen en los programas nucleares y de misiles mencionados en una lista de la ONU.

La resolución advierte que el Consejo de Seguridad adoptará otras sanciones no militares en el caso de que Irán se niega a cumplirla.

Pero al dirigirse a un encuentro a puertas cerradas realizado antes de la votación, el embajador francés ante la ONU Jean-Marc de La Sabliere manifestó que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad votarían en favor de la resolución.

Los miembros del consejo con derecho a veto son China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia.

El Consejo pedirá un informe del director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en 60 días para saber si Irán ha establecido la plena y constante suspensión de todas sus actividades.

Por su porte, Irán continuará con su programa nuclear y su proyecto de instalar 3000 centrifugadoras en una fábrica de enriquecimiento de uranio, pese a las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, anunció un responsable iraní este sábado en la televisión estatal Al-Alam.

"Esta nueva resolución no será un impedimento para el progreso nuclear iraní", dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Mohammad Ali Hosseini, en este canal en árabe, según el comunicado de sus comentarios en farsí obtenido por la agencia AFP.

"La nación iraní, confiando en las capacidades nacionales y en el marco del Tratado de No Proliferación Nuclear y sus derechos inalienables, continuará adelante con sus planes nucleares pacíficos", apuntó.

Esto incluirá "poner en funcionamiento la unidad de 3000 centrifugadoras en Natanz", una planta de enriquecimiento de uranio en el centro de Irán.