Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se realizó el Vía Crucis, con la presencia de Bergoglio
El Arzobispo de Buenos Aires caminó con los feligreses por Avenida de Mayo y llevó un mensaje de solidaridad durante el recorrido que se llevó a cabo el Viernes Santo
23 de abril de 2011
Una multitud participó del tradicional Vía Crucis que se llevó a cabo por la Avenida de Mayo y que contó con declaraciones del cardenal y Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.

Bergoglio, habló de los "cristos sufrientes que hay alrededor" y ver lo que "hizo Cristo por mí, para ver que tengo que hacer por lo demás", en su relato del Vía Crucis, que se conmemoró anoche en la Avenida de Mayo.

Miles de fieles participaron del tradicional Vía Crucis que se inició en la esquina de Luis Sáenz Peña con las palabras y reflexiones del obispo auxiliar de Buenos Aires Monseñor García.

Organizado por el Arzobispado de Buenos Aires y la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, recorrió la Avenida de Mayo a lo largo de las catorce estaciones hasta llegar a Plaza de Mayo.

Participaron de la procesión de fieles, además del cardenal Bergoglio, obispos auxiliares, autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y legisladores.

La manifestación de fe fue presidida por el Cristo de "Buen Amor" y la imagen de la Virgen Dolorosa, realizada en 1870. Como es tradicional, la gente llevó en andas una cruz de 15 metros de largo, y un peso de 130 kilogramos, como una expresión de solidaridad.

Este año, además, se sumó otra cruz que fue transportada por un grupo de jóvenes, lo que buscaba simbolizar su rol en la construcción del futuro y en el fortalecimiento de la fe, explicaron los organizadores.

Unas 8.000 velas fueron repartidas entre la gente que asistió a compartir el Vía Crucis, que contó con el acompañamiento de un coro de ochenta voces y diez músicos.

Una vez arribados a Plaza de Mayo, los fieles presentes fueron testigos de la representación de la crucifixión de Jesús, teatralizada por un grupo de actores en el marco de una escenografía desarrollada especialmente para el encuentro.

“Las Pascuas son un momento para reflexionar y pensar en cuáles son los valores fundamentales que queremos transmitir. El Vía Crucis de Avenida de Mayo busca unir al pueblo argentino y fortalecer su fe y la esperanza”, dijo Manuel Pérez Amigo, presidente de la Asociación Amigos Avenida de Mayo.