Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
7 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lula asumió segundo mandato como presidente de Brasil
La celebración de su asunción fue mucho más austera que la primera. Se realizó en Brasilia. Hubo 1.800 invitados, pero ninguna celebridad extranjera
1 de enero de 2007
El presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva prestó este lunes juramento ante el Congreso e inició su segundo mandato de gobierno hasta 2010.

Lula, de 61 años y reelecto el 29 de octubre, prometió cumplir y hacer cumplir la Constitución ante el Congreso reunido en sesión plenaria. El mandatario expondrá luego ante los legisladores las principales orientaciones de su gestión.

Bajo una tenue llovizna, Lula, llegó al Congreso junto a su esposa Marisa Leticia en un Rolls Royce descapotado desde donde ambos saludaron a miles de activistas de su izquierdista Partido de los Trabajadores, que lo vivaban.

Para su segundo mandato, Lula optó por una asunción simple, que contrastó con la de 2003 cuando dignatarios de todo el mundo llegaron a Brasil y cientos de miles de personas celebraron en las calles de todo el país la llegada al poder del primer presidente de origen obrero.

El Palacio de Planalto, sede del gobierno invitó a unas 1.800 personalidades oficiales, aunque entre ellos no hay ningún extranjero ilustre.

Será una ceremonia "sobria materialmente y fuerte políticamente", indicó un asesor presidencial.

"Segundo mandato, un nuevo inicio", dicen carteles colocados en toda Brasilia para las celebraciones.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva pidió "prisa, coraje y osadía" para acelerar el crecimiento de Brasil, aunque sin perder conciencia de lo que es posible
realizar, al asumir este lunes su segundo mandato.

En su alocución ante el Congreso, Lula, un ex líder sindical, de 61 años, dijo sentirse "igual, en el ímpetu y el coraje de actuar", que al asumir el poder hace cuatro años, aunque "diferente en la experiencia acumulada en el difícil arte de
governar".

"Soy igual cuando vuelvo a conjugar, en sus formas más afirmativas, el verbo cambiar, como lo hice hace cuatro años", dijo Lula.

"Pero soy diferente, pues sin renegar de la paciencia y la persistencia que preconizo, quieron pedir hoy, con todo énfasis, prisa, osadía, coraje y creatividad para abrir nuevos caminos", añadió.

Lula, que aseguró el control de la inflación y la estabilidad macroeconómica, se propone "destrabar" el crecimiento del país, uno de los más bajos entre los países emergentes.