Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de noviembre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Villa Gesell mutante de los X-Men
Un increíble blooper cometieron los realizadores del nuevo filme de la saga "X-Men" cuando quisieron ubicar parte de la acción en una localidad de la Argentina
1 de junio de 2011
Se trata de un error que posiblemente sólo los argentinos y los turistas fanatizados con la costa atlántica podrán detectar. Pero no por eso deja de ser un pifie enorme para una superproducción del tamaño de "X-Men: primera generación".

Sucede que Una de las tramas argumentales del filme está vinculada con la búsqueda de un criminal de guerra nazi, que asesinó en los campos de concentración a la madre de uno de los protagonistas. Cuando termina la Segunda Guerra Mundial, el personaje, llamado luego Magneto, se lanza a la caza del jerarca alemán y averigua que se encuentra refugiado en "Argentina, Villa Gesell".

Hasta allí no hay nada extraño. Se trata de la idea arraigada y en parte fundamentada de que la Argentina funcionó durante la década del 40 como refugio para cuadros del nazismo que escaparon tras la derrota en la guerra.

El problema viene inmediatamente después, cuando la pantalla muestra un idílico paisaje montañoso, con lagos, ñires y cumbres nevadas, y delante de ellos el sobreimpreso de la película nos informa que ese escenario corresponde a la tan mentada Villa Gesell.

Hay dos posibilidades. O bien la propia arena gesellina mutó genéticamente hasta transformarse en el mundo de los X-Men en un poblado típicamente patagónico. O bien el enorme presupuesto destinado a la película no alcanzó para pagarle a un cadete que chequeara en Google dónde queda Villa Gesell.