Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
6 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La gente se fue enojada y hasta terminó pidiendo por Maradona
En la cancha de Colón el partido había comenzado con clima de fiesta. Pero los hinchas se enardecieron por la mala actuación del equipo. Al final hubo silbidos
7 de julio de 2011
La Selección de Sergio Batista sigue sin convencer y la gente comenzó a impacientarse.

La nueva frustración que sumó el equipo en Santa Fe hizo que la gente le terminara de soltar la mano a un equipo sin alma.

Los roces comenzaron desde el martes cuando muchos hinchas se fueron fastidiosos del aeropuerto primero y del hotel Colón después, por la apatía de muchos jugadores en la especial recepción de los santafesinos.

Pero la gente decidió dejar eso de lado y vino a alentar a la Selección al estadio Brigadier Estanislao López. Hasta que cambió aliento por insulto.

A los 29 minutos del primer tiempo se escuchó el primer pedido de la gente: "Movete Argentina, movete". Pero no hubo reacción. Sólo el ánimo se calmó cuando Messi habilitó de manera magistral a un Lavezzi que no supo definir ante el Neco Martínez.

En el segundo tiempo llegó la ruptura de una relación que parecía incondicional. Primero se repitió el pedido de la etapa inicial y luego todo estalló ante la falta de respuesta.

Que no juegan con nadie y hasta el pedido por Diego (“Maradó, Maradó”) bajaron desde las tribunas de un estadio que por unos minutos cambió el frío del cemento por el calor de la bronca humana. Claro, el final fue con silbidos, como no se podía esperar de otra manera.

Si Argentina no cambia el lunes en Córdoba, varios de esos pedidos de divorcio se harán efectivos.