Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de octubre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Dudas por el nuevo cambio en el sistema jubilatorio
El gobierno ofrecerá mejoras a quienes vuelvan al régimen estatal. Especialistas creen que se agravará el problema fiscal y dudan sobre cómo se financiará
26 de enero de 2007
La nueva vuelta de tuerca en el sistema jubilatorio genera más dudas que certezas a poco de ser anunciado.

La reforma jubilatoria incluye una mejora en el cálculo de la futura jubilación de los trabajadores que permanecieron u opten en el futuro por el Estado, dijo el titular de la ANSeS, Sergio Massa.

Esta mejora en la futura jubilación del Estado es porque en los cambios anunciados se incluye un artículo que reconoce un haber mayor al actual por los años aportados al Estado.

Y eso se otorgará tanto para los que ya estaban en el sistema público como para los que desde ahora se pasen desde el sistema privado al Estado. Esta mejora fue introducida para corregir la fuerte baja jubilatoria que implicaba permanecer en el Estado.

Así, para un trabajador que en sus últimos 10 años tenga un sueldo de 2.000 pesos, con 30 años de aportes en el Estado después de 1994, la mejora final en el haber será del 54,9%. En lugar de 710 pesos pasará a cobrar 1.100 pesos.

Peor el cambio genera críticas. El economista Miguel Angel Broda consideró que el proyecto oficial que reforma el régimen de jubilaciones no hace más que "agravar el problema fiscal de la Argentina".

"En un año electoral, el Gobierno está peronizando y estatizando, aumentando los grados de intervención en la economía", advirtió Broda, al tiempo que señaló que "lo que se dice tiene muy poco que ver con la realidad".

Broda explicó que la reforma en el sistema jubilatorio es "un paso atrás" por dos
"graves" problemas: la insolvencia intertemporal y la falta de competencia en el sistema de capitalización.

"En el problema de la seguridad social hay dos cosas fundamentales en las que se volvió a perder la oportunidad: primero es que todos los países del mundo, especialemte los desarrollados, están con serios problemas de insolvencia
intertemporal. Todos tienen más ingresos que egresos, pero la población envejece y los que pagan cada vez son menos con relación a los que cobran", señaló.

Al respecto, consideró que "como todo en Argentina" se ha "despreciado" la insolvencia, ya que "prefieren recaudar mas en el corto plazo de los que eligen el régimen de reparto y olvidarse de que después hay que pagarlo a un estado que ha violado todos los derechos".

Y recordó que en el país hay "un millón" de juicios debido a que "se prometen cosas que después no se cumplen, así que la modificación ha agravado el problema fiscal de la Argentina".

Por su parte, el economista Ferreres cuestionó el nuevo sistema jubilatorio propuesto por el Gobierno y pidió que se “clarifiquen” varios puntos que aún no quedaron especificados.

"Tienen que pasar gente para que se pase al sistema del Estado porque ahí no hay una cuenta innominado, a nombre de uno y se tiene que compartir" en una gran caja dijo Ferreres, y agregó que "este es el problema que siempre hubo con las jubilaciones que hubo con el reparto".

Además, consultado acerca de si podía ser usado en forma política, como una gran caja respondió que dicha posibilidad era "posible".

Por su parte, el titular de INFUPA, Manuel Solanet, recordó que "los jubilados no han sido los privilegiados en la asignación de los fondos", señaló.

"Hay que clarificarlo, que no sea un Boca River", pidió Ferreres. Explicó, como ejemplo, que con el nuevo sistema "en el Estado se puede meter más gente amiga".

"Que expliquen la verdad de lo que va a pasar", pidió.

Además, el experto dijo que "lo más importante es que las cuentas tienen que ser individuales. Que se invente un nuevo sistema".

Propuso algo así como un "plazo fijo jubilatorio", por el cual "con un pequeño aporte en un banco, sin recorte, sin comisión, todos puedan tener un sistema jubilatorio, propio, a su nombre".