Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mujeres, más preparadas para el divorcio
Un estudio revela que cuando la “hormona del amor” deja de funcionar, ellas son las primeras que tienden a romper la relación de pareja. Las razones
29 de febrero de 2012
Un estudio sueco del Karolinska Institute asegura que una de las grandes causas de los divorcios se encuentra en los genes femeninos. Según los resultados, cuando el gen receptor de la oxitocina (conocida como “la hormona del amor”) deja de funcionar de manera apropiada, las mujeres tienden a romper su matrimonio.

Este estudio, que considera que la herencia genética es una de las grandes causas de los divorcios, explica además que cuando las mujeres tienen mayores niveles de oxitocina en el cerebro su carácter se vuelve más depresivo.

Para el estudio fue examinado el ADN de más de 1.800 parejas que llevaban juntas más de cinco años. Entre las conclusiones se destaca que las mujeres que presentaban una variación significativa del gen receptor de la oxitocina hablaban de crisis matrimonial y divorcio un 50 por ciento más que las que presentaban valores normales.

La oxitocina es una hormona segregada por la hipófisis y cumple un papel importante al estimular las células de los conductos lácteos de las mamas. Es producida naturalmente por la mujer, sobre todo en el momento del nacimiento de un hijo y en el periodo de lactancia, lo que contribuye a mejorar la relación entre la mamá y bebé.

La investigación fue liderada por Hasse Walum, quien señaló el papel fundamental que cumple la oxitocina en la propensión a relacionarse con la pareja. Tanto es así que durante el orgasmo su cantidad en sangre llega a ser cinco veces superior que en una situación normal.

Los investigadores del Karolinska Institute sostuvieron que las mujeres en las que se encontró una variación del gen receptor de esta hormona son en general menos propensas a casarse y a establecer las relaciones afectivas. Además, entre ellas las que llegaron a casarse son más propensas al divorcio que las demás mujeres.

Los hombres también cuentan con una “hormona del amor”, llamada vasopresina, que también cumple un papel importante pero en el caso de ellos lo es para las infidelidades y las separaciones, así como también en el acercamiento a la pareja.