Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Línea A cierra hasta el 8 de marzo
Desde este sábado arrancan las obras para reemplazar los vagones más antiguos del mundo, que habian llegado desde Bélgica hace 100 años
11 de enero de 2013
Con nostalgia, los vagones de la línea A de subterráneos fueron fotografiados hoy por última vez por los suarios y turistas, ya que a partir de este sábado comenzarán a ser reemplazados por formaciones modernas adquiridas a China.

Como parte de las obras, la línea A dejará de funcionar hasta el 8 de marzo próximo, con el objetivo de renovar las formaciones de 100 años de antigüedad por otras de origen chino, que tendrán, entre otras mejoras, aire acondicionado, según prometió el gobierno de Mauricio Macri.

La paralización de la línea A, que une Plaza de Mayo y Carabobo, se hará a pesar de los recursos de amparo presentados por legisladores porteños para evitar la medida.

La medida, anunciada el 4 de enero por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), constituye la primera adoptada por el gobierno porteño tras hacerse cargo del servicio el primero de enero último.

Los metrodelegados rechazaron el cierre: el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, dijo que "no hay necesidad de parar la flota dos meses", al considerar que el reemplazo se podía implementar en forma escalonada.

Además, advirtió que "en marzo, cuando reabra la Línea A, será un servicio ineficiente, con menos coches, pero con aire acondicionado".

La suspensión del servicio fue rechazada por la Comisión de Vecinos de Flores y el Frente Nacional Peronista Caba, que también repudió un eventual aumento del boleto y cuestionó que no se hayan inaugurado las estaciones ya erminadas como parte de la prolongación de la Línea A.

Los vecinos y la agrupación juntaron firmas en avenida Rivadavia y Carabobo, en el marco de la "Campaña decile NO al cierre de nuestro subte A", mientras comerciantes de las estaciones también cuestionaron la suspensión del servicio, porque, según denunciaron, les ocasionará "pérdidas económicas".

El presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, explicó que se retirarán 55 coches belgas Le Brugeoise de 100 años de antigüedad para reemplazarlos por 45 nuevas unidades con aire acondicionado.

El funcionario justificó el cierre de la línea A en la necesidad de realizar adecuaciones que implican cambio de potencia, alistamiento, prueba de coches y capacitación de guardas y conductores.

Piccardo explicó que la medida se dispuso tras una recomendación de la auditoría técnica realizada por el Metro de Barcelona, que "no recomendó mantener la oferta comercial con trenes Le Brugeoise".

Grupos de dos vagones de las formaciones Le Brugeoise, hasta hoy las más antigüas en funcionamiento del mundo, funcionarán desde marzo como bibliotecas públicas en 10 plazas de la ciudad, en la zona de Parque Lezama y en las ubicadas en el trazado de la Línea A, como el Parque Rivadavia, Plaza Flores y Primera Junta.