Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Queda libre el taxista que mató a Leonela
La decisión fue adoptada por el juez Alberto Baños. El chofer Rubén Botta venía de contramano y también lesionó a otras cinco personas
13 de febrero de 2013
El taxista que mató a Leonela Noble, de 22 años, y lesionó a otras cinco personas en Recoleta fue finalmente excarcelado.

La decisión fue adoptada por el juez de instrucción Alberto Baños y benefició al chofer Rubén Darío Botta (35), quien desde el 29 de enero –cuando ocurrieron los hechos- está internado en el Hospital Fernández.

El juzgado levantó la custodia policial que se mantenía frente a la habitación del taxista, cuya defensa aduce que sufrió un coma diabético al momento del accidente.

El juez debe resolver si procesa o no al taxista, y al disponer el levantamiento de la detención, se aludió a una figura de homicidio culposo, es decir, sin intención.

En la causa declaró el diabetólogo del Hospital Fernández que lo asistió y estableció que, con ese índice de azúcar, "perfectamente podía tener un estado de inconciencia y desmayo".

En su indagatoria, explicó que esa mañana se levantó, se midió la glucemia, desayunó y salió a trabajar, y cerca del mediodía se reunió con compañeros en las inmediaciones de la Facultad de Medicina, con los que tomó mate. Un rato después, dijo, perdió el conocimiento y se despertó en la ambulancia cuando una médica le abría la remera con una tijera.

Al momento de ser rescatado por bomberos el conductor estaba "inconciente con los ojos abiertos", tenía los puños rígidos, y cuando se los abrieron le encontraron en una de las manos un puñado de caramelos.

La hipótesis de la defensa es que "ese estado de rigidez del cuerpo fue lo que provocó que fuera a tanta velocidad, ya que tenía el pie sobre el acelerador".