Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mercado inmobiliario sigue en picada
Las escrituras cayeron 41,3% en el primer trimestre y así el sector continúa en medio de la grave crisis iniciada con las restricciones cambiarias
2 de mayo de 2013
Las escrituras cayeron 41,3 por ciento en el primer trimestre del año respecto del mismo período del 2012.

Así, el sector inmobiliario continúa inmerso en la grave crisis iniciada con las restricciones cambiarias.

Según un informe del Colegio de Escribanos porteño, se realizaron unas 6.490 escrituras entre enero y marzo últimos, por un monto total de 3.188,4 millones de pesos.

El mercado continúa con una fuerte anemia debido a que si bien las inmobiliarias tratan de establecer contratos de venta en pesos para recuperarse, los dueños de las propiedades siguen pidiendo que sea en dólares.

Como el Gobierno prohibió la comercialización de divisas para transacciones inmobiliarias, los interesados en invertir no pueden acceder a los billetes verdes necesarios y terminan no concretando las operaciones.

No obstante, quienes tienen sus ahorros en pesos y logran conseguir que les vendan propiedades en esa moneda, optan por departamentos u otras propiedades de entre 250.000 y 500.000 pesos.

El valor medio de las transacciones del trimestre aumentó 4,5 por ciento, a 492.839 pesos, equivalente a unos 98.275 pesos proximadamente, de acuerdo con el tipo de cambio oficial que informa el Banco Central.

La distribución de los actos en cinco segmentos por monto de operaciones indica que las operaciones en los primeros tres meses del 2013 se concentraron en la franja intermedia de $250.000 hasta $500.000 pesos, con una representación del 39,3 por ciento, igual a un año atrás.

Las franjas superiores ganaron peso, con una representatividad del 24,7 por ciento del total de los actos escriturales, lo cual explica el aumento promedio de los precios pactados en pesos en 4,5 por ciento en un año.