Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Presidenta visitó la zona de desastre de Rosario
Cristina decretó dos días de duelo nacional por la tragedia que ocasionó al menos diez muertos y puso en marcha un plan de créditos hipotecarios para los damnificados
7 de agosto de 2013
La presidenta Cristina Kirchner decretó hoy dos días de duelo nacional por la tragedia de Rosario que produjo al menos diez muertos, visitó el edificio que explotó a raíz del escape de gas y puso en marcha un plan de créditos hipotecarios para asistir a los damnificados. La jefa de Estado arribó a las 9.45 a Buenos Aires luego de haber permanecido los dos últimos días en Nueva York, donde presidió el plenario del Consejo de Seguridad de la ONU, y pasado el mediodía se trasladó a la ciudad santafesina para interiorizarse sobre la tragedia que además dejó numerosos heridos.

La normativa indica que la explosión y derrumbe de un edificio provocó "enorme consternación" en el país y que la medida se tomó por "solidaridad y pesar" ante el "dolor de los familiares" de las víctimas. Tras disponer el duelo, Cristina Kirchner arribó cerca de las 14.00 a Rosario y de inmediato se dirigió al céntrico edificio de la calle Salta, donde se produjo el siniestro, acompañada por el secretario de Seguridad, Sergio Berni, que desde el día anterior se encontraba en la ciudad, y el secretario General de la Presidencia, Oscar Parilli.

La mandataria, que lucía menos maquillaje del que suele utilizar habitualmente en sus apariciones públicas, permaneció sólo unos diez minutos en el lugar para no entorpecer las tareas de rescate que se siguen desarrollando, consignó el sitio web del matutino santafesino La Capital.

Se retiró entre aplausos de algunas personas e insultos y abucheos de parte de otras e, incluso, -según señalaron algunos testigos- le arrojaron una botella de plástico que impactó contra una farola y no estuvo cerca de alcanzarla.

"Estoy agradecida de que por lo menos venga acá y dé la cara. Estoy indignada con la gente que vino a gritarle chicanas políticas", dijo una vecina durante esos momentos de tensión, mientras otro señor señalaba que la jefa de Estado había ido a "lucrar políticamente con las víctimas".

La mandataria pasó luego por el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), el lugar donde se instaló el comité de crisis que concentra toda la información, y por el Sanatorio Parque, donde se brinda asistencia médica a los heridos, cuya cifra total asciende a 62.

Allí, con el permiso de los familiares, la Presidenta ingresó al sector de terapia intensiva donde mantuvo una charla con algunas de las personas que se recuperan del accidente.

Por último se trasladó a la sede del Gobierno provincial donde se reunió con el gobernador socialista Antonio Bonfatti y la intendenta, Mónica Fein, con quienes acordó las medidas de asistencia para los damnificados, destinadas especialmente a otorgar créditos hipotecarios para la construcción o refacción de las viviendas, algo similar a lo dispuesto para las víctimas de las inundaciones en La Plata.