Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Subte: caos por el paro de la línea B
Los usuarios y su queja contra los metrodelegados y el gobierno de la Ciudad por el paro. "El que entienda el cambio que se vaya", dijo Macri
23 de agosto de 2013
Los usuarios de la línea B de subterráneos expresaron este viernes su bronca ante la suspensión del servicio por un paro de los metrodelegados que cuestionan el estado de las obras de las nuevas estaciones recién inauguradas.

Colectivos repletos y largas filas en las paradas era la postal en la mñana del viernes, cuando los pasajeros habituales del subte B se desayunaron con la interrupción sorpresiva del ramal que conecta las estaciones Rosas, en Villa Urquiza, y Alem, en el microcentro.

Uno de los puntos neurálgicos, donde eran visibles importantes colas de pasajeros, era la estación Lacroze, donde se conecta el subte con la línea Urquiza de trenes.

"Esto es una falta de respeto al usuario. Ahora le tengo que decir a mi patrón y dar explicaciones y él seguro me va a decir: 'Y bueno, comprate un auto o salí más temprano, yo no tengo la culpa'", se quejó un usuario en contacto con la prensa.

"Estoy harta por lo que hacen los metrodelegados", expresó con bronca una mujer contra la decisión de los los delegados de base de interrumpir el servicio por "fallas técnicas y falta de seguridad" en la línea.

"Que Macri se ponga las pilas", cargó otra pasajera contra el jefe de gobierno porteño. "Yo pago todo, antes del segundo vencimiento."

El delegado de la línea B, Claudio Dellecarbonara, explicó que la medida de fuerza se adopta porque "las fallas técnicas impiden circular" y acusó a la empresa Metrovías y al gobierno de la ciudad por esos supuestos desperfectos.

La concesionaria, a su vez, contestó las quejas a través de un comunicado, donde aseguró "que los problemas técnicos que se registraron fueron solucionados durante la misma jornada". "Están dadas las condiciones para operar la línea B en todo su recorrido", señaló.

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, cargó contra los metrodelegados, y amenazó con dureza a los trabajadores.

"El que no entienda el cambio, que deje paso a otro trabajador. Ellos no quieren entender el cambio. Los empleados se tiene que comprometer a dar un mejor servicio", disparó Macri.