Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El popular Cura Brochero ya es beato
En una ceremonia en la localidad cordobesa, un enviado del Papa oficializó la designación del cura argentino que se encamina a ser santo
14 de septiembre de 2013
El "cura gaucho José Gabriel Brochero" fue oficialmente beatificado en una ceremonia que presidió el enviado del Vaticano, el cardenal Angelo Amato, y que se desarrolló en la localidad cordobesa que lleva su nombre, en la traslasierra.

Ante una multitudinaria presencia de fieles , el cardenal Amato dio lectura al instrumento papal que concedió la investidura de beato al cura Brochero y se descubrió la imagen del nuevo beato argentino, quien de esta amnera inicio su camino a santo.

"Concedemos que el venerable siervo José Gabriel del Rosario Brochero, sacerdote diocesano, pastor según el corazón de Cristo, fiel ministro del evangelio, testigo del amor de Cristo a los pobres, sea llamado beato de ahora en adelante", leyó el purpurado el decreto firmado por el Sumo Pontífice, y acto seguido el lugar se inundó de aplausos.

La beatificación de Bochero comenzó a ser analizada a partir del reconocimiento del carácter milagroso en la curación de un niño cordobés que sufrió varios paros cardiorrespiratorios tras un grave accidente. Su sanación fue atribuida a la intercesión del sacerdote que murió en 1914.

Fue el papa Benedicto XVI quien inició el proceso de beatificación del sacerdote argentino firmado finalmente en diciembre del año pasado.

Durante la mañana de este sábado una gigantografía con la imagen del primer sacerdote argentino beato fue desplegada en el altar, en medio de vítores y aplausos de una multitud reunida en el predio ubicado en el Cerro de la Cruz, del poblado de Traslasierra.

Concelebraron con el enviado del Papa el nuncio apostólico, unos 80 obispos -casi la totalidad del episcopado argentino- y unos 1200 sacerdotes.

En representación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, estuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el secretario de Culto, Guillermo Olivieri, y el director de Culto Católico, Luis Saguier Fonrouge. Como anfitriones estuvieron el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y los intendentes de la ciudad de Córdoba y de varias ciudades el interior de esta provincia..