Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Iglesia será la dueña del Luna Park
La propietaria del estadio, que murió en febrero, cedió el 95% a Caritas y al Arzobispado. Es monumento histórico. ¿Que pasará con el estadio?
16 de septiembre de 2013
La muerte de la dueña del Luna Park, Ernestina Lectoure, quien falleció a los de 95 años el 9 de febrero pasado, produjo que el mítico estadio de espectáculos, por sesión de herencia, pase a pertenecer a la Iglesia.

La tía de Tito Lectoure, luego de una larga enfermedad, no tenía hijos, y por eso en su testamento resolvió dejar el 95% de la sociedad Stadium Luna Park Lectoure y Lectoure SRL. a la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco y a la organización Cáritas, que legalmente responde al Arzobispado de Buenos Aires.

Ambas entidades religiosas deben repartirse el legado en partes iguales, luego que la Inspección General de Justicia (IGJ) apruebe la sucesión, la Iglesia argentina pasará a controlar el mítico estadio de box, que supo ver míticos recitales, memorables peleas e históricos actos políticos.

El 5% restante de la sociedad que controla el Luna Park, en tanto, seguirá en manos de un grupo de familiares y herederos de Juan Carlos "Tito" Lectoure, sobrino de Ernestina.

"Tras la muerte de Ernestina, única gerente de la sociedad, Hoy el Luna Park está acéfalo", detalló Miguel Ángel Lectoure, sobrino de "Tito" e integrante de la sociedad.

Las especulaciones respecto al futuro del estadio están a la orden del día. Aunque fuentes eclesiásticas aseguraron que el inmueble tendrá un futuro "uso comercial" como el resto de las propiedades que explotan, no se especificó qué destino se le dará al recinto.

Durante años, circularon las versiones acerca de un proyecto para construir un complejo de torres donde hoy se emplaza el Luna Park, sin embargo, el llamado "palacio de los deportes" fue declarado monumento histórico nacional en 2007, por lo que cualquier modificación que quiera hacer deberá contar con una autorización de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos de la Secretaría de Cultura de la Nación.