Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Jóvenes con fe peregrinan a Luján
Miles de jóvenes partieron al mediodía en ls 39º marcha a pie a Luján. La multitud espera recorrer los 60 kilómetros y llegar el domingo
5 de octubre de 2013
Una multitud de fieles partió pasado el mediodía desde el santuario de San Cayetano, en Liniers, en la 39na. edición de la peregrinación juvenil a Luján secundados por la imagen de la Virgen.

Los fieles partieron hacia Luján a las 12.35, previo a las palabras de monseñor Horacio García, quien instó a caminar "como hermanos porque Jesús nos dice 'aqui tienen a su madre' y pidió a los presentes agradecer "por la fe".

Posteriormente, los peregrinos rezaron el Ave María, recibieron la bendición y partieron junto a la imagen cabecera de la virgen desde el santuario, donde la que saludaban entre lágrimas y con pañuelos blancos.

Tal como esperaban los organizadores de la tradicional peregrinación, el mensaje renovador que trajo el papa Francisco a la Iglesia católica incrementó el número de peregrinos hacia el santuario.

La primera marcha fue en 1975, cuando unos 30.000 jóvenes recorrieron a pie los casi 60 kilómetros que separan Buenos Aires de Luján y, año tras año, se fueron sumando fieles hasta convertir la peregrinación en el mayor acontecimiento de religiosidad popular del país, congregando más de un millón de personas.

Ya antes de las 12 del mediodía de este sábado -horario oficial de salida-, miles de peregrinos partieron, como todos los años, hacia la Basílica de Luján, bajo el lema "Madre, cuida la fe de tu pueblo que camina", desde avenida Rivadavia y General Paz con el objetivo de llegar a la basílica, donde el domingo, seis minutos antes de las 7, se celebrará la misa central frente al templo, que será presidida por el Arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Aurelio Poli.