Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Es una intervención de bajo riesgo"
Un médico especialista señaló que la intervención a la que se someterá la presidenta es "muy común" para su diagnóstico. Explicaciones del cuadro
7 de octubre de 2013
El médico especialista Jorge Salvat (MN: 23960), quien se desempeña como consultor de Neurocirugía del Instituto FLENI, señaló que la operación de una colección subdural crónica, como la que padece la presidente Cristina Fernández, es "de bajo riesgo"

"El cuadro de la Presidente es frecuente y las intervenciones quirúrgicas, que se solicitan cuando aparecen nuevos síntomas además de las cefaleas, son de bajo riesgo", planteó Salvat.

Según el especialista, una colección subdural crónica se refiere a un hematoma o colección hemática o de sangre que se localiza dentro del cráneo pero por fuera del cerebro. Se sitúa exactamente entre la superficie del cerebro y debajo de las meninges que recubren este órgano y lo protegen.

"El cuadro que sufrió la presidente ocurre cuando tras un traumatismo de cráneo leve las diminutas venas que corren entre una de las capas meníngeas, precisamente la duramadre, se rompen y dejan escapar el líquido, que se acumula entre la duramadre y otra de las capas, la aracnoide. El líquido se va coleccionando por fuera del cerebro y esta acumulación lo desplaza y lo comprime, pero la sangre nunca se introduce dentro de él. Si bien su nombre puede sonar desconocido para muchos, esta condición se conoce desde hace cinco mil años e incluso los antiguos egipcios la operaban", explicó el facultativo.

"Si el hematoma subdural crónico es pequeño, el tratamiento consta solamente en la observación, ya que se reabsorbe solo. No se suelen recetar medicamentos para colaborar con este proceso, pero sí se sugiere quitar la toma de remedios capaces de generar trastornos en la coagulación", señaló.

"Como la presidenta presentó nuevos síntomas, precisamente hormigueo en el brazo izquierdo y debilidad en ese miembro, se le realizaron nuevos estudios y así determinaron que se necesita una intervención quirúrgica", agregó.

La intervención ,según el médico, "se realiza con pequeños orificios en el cráneo o efectuando una plaqueta (craneotomía) para facilitar el drenaje de la sangre acumulada, y son procedimientos de bajo riesgo."

Salvat explicó que la "evolución de la colección subdural crónica pequeña -y que no crezca y se reabsorba es muy buena,- ya que se cura completamente sin dejar ningún tipo de secuelas físicas o psicológicas. Es que se trata de colecciones venosa y pequeñas, que se dan principalmente en las personas mayores y con bastante frecuencia".

En cambio, "distinta es la colección subdural aguda, que es más grave que la crónica, ya que suele ser generada por traumatismos más severos, se detectan en los primeros estudios, ocurren dentro de las primeras horas tras el golpe y los que son importantes tienen una mortalidad muy alta. A su vez los hematomas agudos son normalmente arteriales".