Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Indagan al motorman del choque de Once
El juez Lijo le toma indagatoria y el trabajador ferroviario sería imputado !"estrago doloso". Es defendió por la abogada por La Fraternidad. Desde le gremio temen de "pruebas plantadas"
21 de octubre de 2013
El maquinista que conducía el tren que chocó el sábado en la estación de Once recibió este lunes el alta médica en el hospital Dupuytren y ya es indagado por el juez federal Ariel Lijo.

En este marco, se adelantó que Julio Benítez será imputado por "estrago doloso" y designó como defensora a la abogada Valeria Corbacho.

El motorman de la línea Sarmiento, que conducía el coche chapa 05 que se incrustó el sábado y dejó un centenar de heridos, quedó en la mira de la Justicia luego de que se secuestrara de su mochila el disco duro de la cámara de vigilancia instalada dentro de su cabina.

Luego del mediodía Benitez ingresó a tribunales fuertemente custodiado por efectivos de la Policía Federal y allí fue alojado en la alcaidía a la espera de ser indagado por el juez Lijo.

Por la mañana la abogada Corbacho, que patrocina al gremio de La Fraternidad, se presentó en el juzgado de Lijo con un escrito para ser designada letrada defensora del maquinista.

Corbacho también defiende a Marcos Córdoba, el maquinista que irá a juicio oral por la tragedia del tren de Once de febrero de 2012.

A Benítez se le imputa también por circular a una velocidad excesiva. Según los registro del GPS difundidos por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, el convoy corría a 22 km/h en el andén 2 de Once, casi el doble de la velocidad promedio. El tren conducido por Benítez saltó de los rieles, pasó sobre el andén, chocó contra el techo de la estación y se detuvo a pocos metros de los molinetes.

Los indicios contrarían la versión que, desde el momento del accidente, sostiene el gremio de los ferroviarios acerca de que a Benítez "le «plantaron» el disco rígido dentro de la mochila", donde luego lo halló la Justicia, ensangrentado, para hacer ver al motorman como sospechoso ante la opinión pública.