Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Estiman que las propiedades nuevas subirán 10 % en 2007
El valor promedio del m2 en un tres ambientes porteño a estrenar llegará a los u$s 1.700. Los usados, en cambio, bajarán un 5% por la entrada de torres de lujo
19 de marzo de 2007
No hay motivos para esperar que el mercado de real estate argentino sufra los efectos de la crisis que sufre ese sector en EEUU, según los expertos inmobiliarios. Incluso, se prevé que los precios de los departamentos de viviendas seguirá su tendencia alcista, y se incrementará 10% durante este año.

El mercado inmobiliario argentino hace oídos sordos a las noticias que llegan de Estados Unidos y saca a relucir su fortaleza. En la mayor economía del mundo, la crisis hipotecaria hace temblar a los mercados, y el segmento de las viviendas está amenazado de más sacudones. Sin embargo, todo esto lejos está de tener un rebote en el mundo de los ladrillos criollo

"El país no sufre lo que ocurre en Estados Unidos. En primer lugar, porque aquí el mercado está muy maduro y tiene mucho camino por recorrer. Pero, además, porque se trata de dos situaciones diferentes. En Estados Unidos el mercado se mueve casi 100% por créditos, mientras que en la Argentina, básicamente por cash", explica Ignacio Tedín, director de la inmobiliaria LJ Ramos.

De este modo, el valor promedio del metro cuadrado (m2) en Capital Federal, para un departamento de hasta tres ambientes a estrenar, se iría este año a los u$s 1.700, desde los u$s 1.615 de 2006. En cuanto a los usados, tocarían los u$s 1.300, al igual que en 1981, un récord que se mantiene hasta hoy.

"No hay excusas para pensar en un rebote en la Argentina. Está claro que los grandes inversores –que están muy activos en la compra de torres de lujos– no cambiarán sus planes por esto ni tampoco los precios del metro cuadrado mostrarían un comportamiento diferente al previsto", dijo José Rozados, director de Reporteinmobiliario.

Ignacio Aguirre Celiz, de la inmobiliaria CB Richard Ellis, también elimina cualquier tipo de contagio. "No hay correlación directa entre ambos mercados", sostiene.

Este año, se comenzó a entregar una buena cantidad de unidades en las torres de lujo. La entrada en el mercado de departamentos a estrenar pegó de lleno en los usados, que durante 2007 bajarán un 5% en relación con los valores que movieron en 2006.

Si bien este fenómeno se hará sentir en una gran cantidad de barrios, tendrá más peso en Palermo, Caballito o Belgrano, donde hay mayor cantidad de torres nuevas.

Los alquileres, en tanto, también sufrirán un efecto similar. La aparición de más m2 en el mercado ofrece nuevas alternativas para los futuros inquilinos, lo que implica mayor oferta.

Según estimaciones del mercado, esta inyección de unos 500.000 m2 provocará que en 2007 se vean alzas del 10%, contra el 20% que mostró en 2006.

El efecto descendente llegará, aunque las inmobiliarias advierten que la gran demanda que existe por estos espacios provocará que los m2 disponibles no duren demasiado en el mercado.