Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Tras el calor llegó una fuerte tormenta
La temperatura alcanzó los 34º y la térmica más de 37 a media tarde. Luego se desató una rápida pero fuerte tormenta de viento. Hubo destrozos
2 de diciembre de 2013
Tras una jornada de internos calor, se desató una fuerte tormenta de viento en la Ciudad y el Conurbano que dejó un saldo de muchos arboles caídos, cortes de luz y afectó el servicio de trenes por vario rato.

Cuando a mediados de la tarde, la temperatura se ubicó en 34,5° en la Capital Federal, superando ligeramente la máxima pronosticada de 33 grados, y la sensación térmica alcanzó los 37,5 grados, acompañada de un cielo con pocas nubes y viento leve, apareció el en pocos minutos el frente de tormenta.

La nubosidad comenzó a aumentar y pasadas las 18:30 comenzó a llover en el área metropolitana. La tormenta fue corta, pero intensa, con abundante caída de agua y fuertes vientos.

El temporal provocó distintos tipos de trastornos en la Ciudad y sus alrededores. Las líneas del tren Roca, San Martín, Urquiza, Mitre y Belgrano Sur debieron interrumpir el servicio por la caída de árboles. La mayoría de ellas pudo restablecer el funcionamiento tras el trabajo de operarios para liberar las vías.

El hecho también afectó el servicio eléctrico en distintas zonas. En las redes sociales hubo reportes de numerosos sectores en donde el servicio de luz estuvo interrumpido.

Decenas de personas informaron de viviendas y autos dañados por la caída de ramas y árboles, que también causaron estragos en el tránsito, que se convirtió en un caos por la cantidad de semáforos que no operaban.