Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El país fue un horno y arreciaron los cortes de luz
Capital y conurbano fueron irrespirables. En Córdoba la térmica alcanzó los 41,2 grados mientras que en Orán llegó a 40,7. Apagones generalizados y quejas de la gente
17 de diciembre de 2013
La Ciudad de Buenos Aires, el conurbano y las principales ciudades de la Argentina se convirtieron hoy en un horno, en medio de incesantes cortes de energía que derivaron en numerosas quejas de vecinos.

En Córdoba, la sensación térmica alcanzó los 41,2 grados para luego dar paso a una intensa lluvia que hizo descender el termómetro unos 10 grados, mientras que en la localidad salteña de Orán llegó a 40,7 grados. Otros lugares con altas temperaturas este martes fueron Santa Rosa, La Pampa, con 38,2 grados; Ceres, en Santa Fe, con 38 grados; y la ciudad capital de Catamarca, con 37 grados.

En San Miguel de Tucumán, en la zona norte del país, la temperatura llegó a los 36,6 grados, mientras que el mismo valor se registró en la ciudad de Neuquén, sector sur del territorio nacional.

En el área metropolitana de Buenos Aires, además del calor se sumaron los inconvenientes generados por la falta de luz y agua en distintos barrios porteños y localidades bonaerenses.

Sólo en el ámbito de la Capital Federal salieron de servicio 164 semáforos por corte de energía, lo que derivó en sensibles trastornos para el ya de por sí siempre sobrecargado tránsito porteño.

El Servicio Meteorológico renovó otras 24 horas el alerta naranja por las altas temperaturas registradas en la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

Además, el organismo mantuvo su pronóstico de "probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas" hacia el final del día que se prolongarían hasta las primeras horas del miércoles, sin que sea un alivio.

Al igual que el lunes, la jornada del martes se presentó sofocante, con una temperatura máxima que alcanzó los 36 grados centígrados en la Capital Federal.

Antes de las 10:00 las marcas térmicas en la ciudad de Buenos Aires ya habían llegado a los 32,4 grados y durante casi toda la tarde se mantuvieron alrededor de los 36 grados.

El alerta "naranja" es el segundo nivel de una escala de tres, implica que "las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas".

En ese sentido, el organismo remarcó la necesidad de "cumplir las normas dadas por el Ministerio de Salud de la Nación frente a la ola de calor".

 En este contexto de la ola de calor, el SMN advirtió sobre probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas que se prolongarían hasta el miércoles a la mañana, aunque el alivio no sería tanto, ya que la temperatura máxima fue estimada en 32 grados para mañana.

Según el parte climático, para este miércoles se estima una "nubosidad variable, probabilidad de chaparrones y tormentas y vientos leves del sector norte, rotando al sector sur".

La temperatura mínima será de 24 grados y la máxima llegará a los 32 grados.

Una intensa tormenta de lluvia que afectó a la capital cordobesa y distintas localidades de la provincia generó hoy inconvenientes como cortes de rutas y anegamiento de calles, tras una jornada de agobiante calor.

La ruta E55 fue cortada por un desmoronamiento a la altura del kilómetro 10, mientras que la ruta 38 se encuentra con mucha agua sobre la capa asfáltica.

Además, una familia se tuvo que autoevacuar en la localidad de Alta Gracia como consecuencia los inconvenientes causados por la intensa lluvia caída, en una zona donde alrededor del mediodía cayó granizo.

En Rosario, la temperatura superó los 36 grados y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantuvo este martes el alerta naranja por la intensa ola de calor que afecta a la región.