Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
PJ: disputas internas en el Congreso partidario
Hubo pujas para la renovación de autoridades entre dirigentes del conurbano, encabezadas por Insaurralde y del interior con Julián Domínguez a la cabeza. No ganó ninguno: Caras largas
27 de diciembre de 2013
El primer congreso partidario que tuvo a Facundo Espinoza como titular del PJ bonaerense dejó expuestas las fisuras que existen hacia adentro del espacio oficialista, que si bien reiteraron su apoyo al gobierno de Cristina Fernàndez, no pudieron ponerse acuerdo para la renovación de autoridades.

En el encuentro, se decidieron autoridades del partido y, en las horas previas, dos sectores en pugna buscaron imponer sus nombres: por un lado, quienes desde el conurbano proponían al diputado Martín Insaurralde y por el otro, quienes buscaban a un candidato del interior bonaerense, con el apoyo del titular de la Cámara de Diputados Julián Domínguez.

Finalmente, y luego de una mañana agitada en la municipalidad de La Matanza, el peronismo bonaerense decidió que el diputado José Díaz Bancalari continúe como titular del congreso partidario. No inclinó la balanza hacia ninguna de las posturas.

Insaurralde, intendente con licencia de Lomas de Zamora y actual diputado nacional había cosechado apoyos y se había ilusionado con ocupar la titularidad del congreso del PJ provincial. Hoy, el legislador asistió a La Matanza con la seguridad de que conseguiría ese lugar, una buena plataforma para impulsar su candidatura a gobernador para 2015.

Por su parte, Domínguez, también visto con aspiraciones para suceder a Daniel Scioli, quiso impulsar a sus nombres: Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa), Néstor Álvarez (Guaminí) o Gustavo Trankels (Tornquist). Todos intendentes jóvenes del interior de la provincia.

Caso contrario, Domínguez buscaba un hombre del movimiento obrero afín al kirchnerismo. Smata o Luz y Fuerza eran los gremios que sonaron para asumir la conducción del congreso del partido.

La disputa se saldó con una decisión salomónica: el PJ bonaerense reeligió a Díaz Bancalari (un hombre que supo ganarse la confianza de Néstor Kirchner) como presidente del congreso partidario, por cuarta vez consecutiva.

"Se volvió a designar a Díaz Bancalari como una manera de aplazar la determinación y de repensar y quién puede ser el sucesor", manifestaron a este medio asistentes al congreso que estuvieron en la cocina de la decisión.

En el medio de la puja, un dirigente del Gran Buenos Aires aseguró que la intención de Julián Domínguez era postularse él mismo para ocupar el puesto, pero que no existieron los consensos necesarios. Desde el sector de Domínguez desmintieron la versión. "Ni públicamente, ni en privado, manifestó su intención de ser candidato a nada", aseguraron.