Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Una nueva víctima por el rayo: ya son 4 muertos
Se trata de Priscila Ochoa, de 16 años, quien estaba en terapia intensiva. Otra otra persona sigue en estado grave y hay 20 heridos más. Conmoción en Villa Gesell y toda la costa
10 de enero de 2014
Luego de pelear por su vida durante más de 17 horas, víctima del rayo que cayó este jueves por la tarde en un balneario de Villa Gesell, Priscila Ochoa, de 16 años, murió esta mañana y se convirtió en la cuarta persona fallecida a raíz de la tragedia.

La muerte de la adolescente fue confirmada por el intendente de Villa Gesell, Jorge Rodríguez Erneta. "El impacto y las lesiones que ella tenia eran varias. Pulmonares y cardíacas. Los médicos hicieron todo lo posible", expresó el funcionario.

Priscila era oriunda de San Luis y vacacionaba con su familia en Villa Gesell. En la tarde de ayer se encontraba en ala carpa número 5 del balneario Afrika cuando el rayo cayó. Allí habían buscado refugio por la tormenta.

Selma, de 11 años y hermana de Priscila, también resultó herida y en las últimas horas fue trasladada a un hospital de Mar del Plata por problemas respiratorios.

Cuando cayó el rayo, a Fabián Ochoa, el papá de la familia, se le borraron varios segundos de la mente. Abrió los ojos y estaba arrodillado en la arena. Sus hijas habían volado. Logró que Salma reaccionara y Valeria, su mujer, intentó hacer lo mismo con Priscila, pero no lo consiguió.

La chica había volado varios metros de la carpa. Al parecer, el rayo les pegó peor a quienes estaban de pie que a los que estaban sentados. Priscila estuvo desde ayer en grave estado. Su situación era la más comprometida entre los heridos.

Juan Chamorro, director del hospital de Villa Gesell, contó que en algún momento se evaluó la posibilidad de trasladar a Priscila a Mar del Plata, pero que en ningún momento se logró estabilizarla como para que soporte el viaje.